País Lunes, 7 de mayo de 2018

Copamiento a la comisaría de San Justo: ya son siete los capturados

El sospechoso, que era intensamente buscado, fue identificado como Tomás Villamil, de 27 años, y está sindicado como uno de los responsables del asalto

Tomás Villamil, acusado de integrar la banda que intentó copar la Comisaría de San Justo.

Un hombre que era intensamente buscado como uno de los integrantes de la banda que intentó copar la comisaría de San Justo fue detenido en las últimas horas en el barrio porteño de Parque Avellaneda.Fuentes policiales informaron que el sospechoso, identificado como Tomás Villamil, de 27 años, es sindicado como uno de los responsables del asalto en el que fue herida gravemente la policía Rocío Villarreal.

Ahora son siete los detenidos por el intento de copamiento ocurrido el pasado 30 de abril a la madrugada, además de la abogada Leticia Tortosa, acusada de entregarle un celular a Leandro Aranda, el preso en la seccional que la banda intentaba liberar.

La detención del último sospechoso se produjo en la intersección de las calles Mozart y Tapalqué, bajo la Autopista Perito Moreno, en el barrio Parque Avellaneda.

El arresto estuvo a cargo de efectivos del Departamento de Investigación de Organizaciones Criminales de la Policía Federal, según informó la ministro de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, a través de su cuenta de la red Twitter.

El 30 de abril pasado, al menos cuatro sujetos disfrazados de policías ingresaron a la seccional situada en Villegas, entre Arieta y Almafuerte, frente a la plaza principal de San Justo, en el partido bonaerense de La Matanza.

Los delincuentes amenazaron a los cinco policías que se encontraban de guardia, pero estos repelieron el ataque, por lo que se produjo un enfrentamiento en el que la sargento Villarreal fue baleada en el abdomen.

Si bien la oficial, que fue ascendida a subteniente tras esa acción, no corre riesgo de vida, quedó comprometida seriamente en cuanto a la movilidad en sus piernas.

Según pudo establecerse posteriormente, la banda intentaba liberar a Aranda, preso por narcotráfico y como acusado de asesinar de varios balazos a un presunto colega en la actividad ilegal.

El intento de copamiento se produjo cuando la comisaría estaba excedida en cerca del doble en su capacidad de cantidad de detenidos, especialmente por la presencia de integrantes de distintas facciones de la barra brava del club Almirante Brown, que habían sido detenidos en investigación relacionada al narcotráfico en la zona.

Dejanos tu comentario