paginasolidaria
Ganas de sumar, de realizar nuevos emprendimientos, confianza y la convicción de que se pueden hacer muchas acciones cuando existen voluntades son las bases de la entidad maipucina.

Puente Chaka, la organización solidaria que surgió de otra ONG

Por UNO

Puente Chaka es una organización que nació de otra organización, porque las acciones crecieron y lared de solidaridad se amplió.

Chaka, que significa puente en quechua, simboliza la idea de unión, de vínculo, de conexión

que sintetiza algunos de los objetivos de este grupo de mujeres y hombres que trabajan día a día

por su comunidad y las necesidades que ahí existen.

Puente Chaka comenzó a gestarse en el 2007 y la constituyen muchas de las personas que

trabajan y trabajaron en el jardín Feliz Belén del barrio 25 de Mayo, en Rodeo del Medio. Este

jardín pertenece a la asociación Cuyum Epain.

"Nacimos como organización porque surgió la necesidad de lograr autonomía y de sumar más

acciones. Feliz Belén y Cuyum siempre nos apoyaron y abrieron sus puertas, pero era necesario dar

el salto", cuenta Marcela Carmona, presidenta de Puente Chaka.

Susana Martínez, otra de las gestoras de la ONG y directora del jardín agrega: "Uno de los

objetivos de Cuyum Epain es dejar capacidades instaladas en las personas para que se organicen,

para que logren el crecimiento y el autodesarrollo. Esa era una de las intensiones y se logró".

Puente Chaka es una asociación que trabaja por la promoción educativa, cultural, económica y

social de su comunidad.

La sede funciona en el jardín Feliz Belén y Puente Chaka es como un hijo de ellos. Le prestan

los salones, el patio y lo que necesite.

Respecto a quiénes integran la organización, su presidenta Marcela contó: "Somos todas

personas del barrio que participamos en el jardín, pero también colaboramos en todo lo que la

comunidad necesita. Se nos ocurrió porque que desde hacía un tiempo veníamos trabajando con el

Banquito de la Buena Fe y siempre necesitábamos promoción, mover plata y tener una cuenta bancaria.

Así, comenzamos a ver que necesitábamos independencia, porque si bien Cuyum siempre tuvo muchísima

predisposición para ayudar, estaba desbordada con sus propias actividades".

Y sigue contando: "El banquito tiene su lógica propia, mucho movimiento y para seguir

creciendo se necesitaba crear otro espacio, aunque siempre estamos junto a Cuyum que es nuestro

referente".

Así surgió esta asociación de Maipú que trabaja todos los días y no deja de crecer, con un

entorno que lo fomenta. El departamento es uno de los que mejor trabaja en red con sus propias

organizaciones. De hecho hay una Red de Maipú con constante participación en distintas acciones.

Futuras acciones

Puente Chaka será parte de las jornadas de jóvenes solidarios de Dinaju, que depende de la

Nación.

Estas constituyen una acción solidaria con jóvenes de distintos sectores y bloques de Maipú,

en donde se busca lograr actividades de recreación, integración y diagnóstico para relevar las

necesidades de los jóvenes. Luego de obtener estos resultados se realizarán proyectos

socio-comunitarios y socio-productivos para jóvenes.

Otro de los proyectos que tienen es junto a la asociación Kairos de Maipú y el Ministerio de

Educación, con quienes van a realizar un relevamiento sobre los chicos que no asisten a la escuela.

Lo próximo

"Nos gustaría seguir creciendo, llegar a toda la comunidad. Como asociación nos gustaría

difundir más nuestras actividades entre los mismos socios y sumar más gente para trabajar. Cada

socio aporta una mínima cuota y la ganancia es la posibilidad de poder sumar y ayudar al otro, no

sólo a uno mismo", sintetiza Mercedes Mathus, vicepresidenta de Puente Chaka.

Dejá tu comentario