Turf Martes, 19 de julio de 2016

Florencia, la primera mujer en el Clásico Santo Patrono Santiago

La joven de 19 años participará el próximo lunes, montando a Perfect Day, en el clásico más tradicional de nuestra provincia. "El máximo favorito es Pixar. Es el rival a vencer", destacó.

Raúl Adriazolaadriazola.raúl@diariouno.com.arYa quedó atrás el debut cerca del cierre de la temporada anterior -4 de octubre-. Ahora no es una niña que sueña con correr a caballo en una prueba oficial. Florencia Giménez es una realidad cargada de éxito en el turf mendocino. Trae bajo el brazo cuatro carreras ganadas y será una de las protagonistas de la fiesta máxima de los burreros mendocinos: el Clásico Santo Patrono Santiago, que se correrá el próximo lunes 25. La hija del máximo ganador de clásicos en la catedral, Alberto Giménez, montará a Perfect Day, un zaino de 6 años, ganador de tres carreras, que se apunta como un tapado en la gran prueba de 2.200 metros."Es una alegría enorme poder correr el Patrono Santiago. Esto se lo quiero agradecer a Osvaldo y Daniel Mignani, propietario y cuidador respectivamente de Perfect Day, que confiaron en mí para esta carrera tan importante para toda la familia del turf. El equipo confía en mí y el caballo. Sabemos que se puede", dijo Florencia."A este desafío llego con más confianza y agarrando cada vez más experiencia", declaró la jocketa, que será la primera en el historial del Patrono, que arrancó en 1956, y agregó: "Ya tengo más de 30 carreras, en las que logré cuatro triunfos, dos de ellos en clásicos: Otoño, de 1.600 metros, y Abril (1.800), precisamente este último con Perfect Day".Sobre el pingo en sí, la joven que está a punto de cumplir 20 años deslizó: "Es un caballo muy dócil, que se adapta a las circunstancias. Venimos hace meses y nos llevamos bien. Tiene 6 años y es muy tranquilo. Eso ayuda", dijo.Consultada sobre los favoritos y enemigos para el clásico, la profesional y perteneciente a la tercera generación de jockeys, expresó: "El máximo candidato es Pixar. Es el rival a vencer. Pero hay varios tapados que pueden dar la sorpresa, como Ariel Dubai, Spiritus o Versatility".Respecto a su vida personal, Flor comentó que tuvo que abandonar la carrera universitaria que cursaba: veterinaria (¿que otra podría ser?). "Se me complicó mucho la carrera, porque es pesada, y el trabajo del turf es duro y lleva mucho tiempo. Además la facultad es privada y se nos hizo cuesta arriba pagar la cuota cuando mi papá se quedó sin trabajo en el hipódromo. Pero sigo a full y entusiasmada con correr. Hay posibilidades de ir pronto a los hipódromos centrales (Buenos Aires) y eso me entusiasma", dijo la chica criada en ese rincón de Godoy Cruz junto a calle Montes de Oca.Respecto a su proyección afuera de la provincia y al rol femenino en la actividad hípica, Giménez confesó: "Estoy muy feliz porque estoy haciendo el curso de aprendiz en el hipódromo de La Punta, en San Luis. Cuando lo termine voy a poder correr en Buenos Aires. Allí tengo como maestra a nada menos que Marina Lezcano, un ídolo para mí, ganadora con Telescópico de la cuádruple corona y que tenía un récord que rompió otra mujer que admiro, Lucrecia Carabajal, que el mes pasado igualó el récord de 611 carreras que tenía Marina. Ellas son la guía a seguir en este deporte tan machista, pero en el que las mujeres demostramos que podemos hacer lo mismo, o mejor que un hombre, ya que además de poder imponer rigor cuando hace falta, tenemos la sensibilidad femenina, que es importante muchas veces para marcar diferencia", cerró la jocketa, llamada a un camino de gloria que recién comienza y que este lunes tendrá un hito que quedará marcado.

Dejanos tu comentario