Diario Uno Información General

El reconocido periodista Carlos Irusta, que este sábado comentará la pelea de Reveco por radio Nihuil, estuvo en el pesaje y dejó sus sensaciones tras el susto que pasó el Cotón en la balanza.

Todo por un yogurt

Por UNO

Por Carlos IrustaEspecial para Ovación

LOS NORTEAMERICANOS, ante cualquier hecho, tienen la costumbre de preguntar: “¿Esto es bueno o es malo?”. Si tenemos en cuenta que Juan Carlos Reveco se pasó 400 gramos en el pesaje, es evidente que la respuesta, en todos los casos seria que “es malo”. ¿O no será darle demasiada importancia al tema? Según Reveco, estaba todo tan bien que a la mañana se tomó un yogurt.

Dicen que la confianza mata al hombre. Si bien se hizo un control en balanzas propias, hubiera sido más seguro hacerlo en la balanza oficial, cosa que el campeón mundial mosca AMB no hizo. Así que cuando se subió, no hubo forma de dar paso atrás. Tenía por delante dos horas para bajar esos 400 gramos. Su rival, el panameño Ricardo Nuñez, registró 50,650 kilos (el límite de la división mosca es de 50,800).

Nos quedamos esperando a que volviera Reveco junto a Juani Blanco y Raúl Adriazola, con quienes tendré el honor y la alegría de relatar y comentar la velada de mañana, a través de radio Nihuil. Aprovecharon para hacerme conocer el hermoso estadio –se esperan siete mil personas- y, de paso, mirar el lugar en donde estaremos instalados, bien pegados al ring, como para llevarles a los oyentes todas las vivencias de una jornada que promete ser espectacular (empezamos a las nueve de la noche).

Luego llegó Reveco, con la sonrisa vuelta al rostro, y con un peso oficial de 50,600. Tuvo que correr un poco en una cinta y someterse a un baño de vapor por unos quince minutos. Nada grave, aunque a un campeón mundial se le puede exigir que no existan descuidos. “Lo importante de todo esto, es que de acá (dijo, señalándose la cabeza) está todo bien, ya pasó, fue apenas un yogurt demás, está todo bien. El panameño tiene brazos largos y una derecha envenenada. Por ahora es mi único objetivo: pelearle y ganarle el sábado, y espero que así sea”.

Hasta este sábado, Cotón. Ahora podés tomar todos los yogurts que quieras.