todo motor todo motor
martes 05 de julio de 2016

"Pude ganarles a los mejores"

Bernardo Llaver disfruta de su victoria en el Súper TC 2000. El mendocino analizó su domingo de gloria: "Es una gran apuesta de la familia. La estamos sufriendo pero no me arrepiento.

Franco Martín Ballabriga

Ballabriga.franco@diariouno.com.ar

"Es un lunes diferente, con una alegría enorme. Esa que se siente cuando cumplís el objetivo, cuando te sacás una mochila, te descargás. Y eso es lo que estoy sintiendo en este momento". Con estas palabras, Bernardo Llaver comenzaba en solitario y desde la lejana Buenos Aires a relatar lo que fue su estupendo fin de semana deportivo, tras lograr su victoria en el Súper TC 2000, en Oberá.

"El 95 por ciento de los lunes son feos, por eso cuando viene algo lindo hay que aprovecharlo y vivirlo intensamente, y por supuesto, saber exprimirlo desde todos los puntos: lo comercial, lo personal, lo familiar", agregó vía telefónica Berni.

"En el Súper TC 2000 están muchos de los mejores pilotos del país y este fin de semana me tocó pelear con ellos y poder ganarles. Obvio que todo se te simplifica cuando disponés de un auto tan competitivo como el que me entregó el equipo Fiat.

La verdad es que esperaba subir al podio, pero a la victoria la veía un tanto difícil porque no disponíamos de un gran motor, de hecho sufríamos en los parciales de recta, aunque en lo trabado teníamos el récord", adujo y luego comentó: "Tuvimos las oportunidades, pero no las supimos aprovechar. Esa es la diferencia que tenemos los terrenales con respecto a los mejores pilotos (risas)".

"Esta victoria llega en un momento ideal, viene muy bien en lo personal y para todo el equipo que tanto esfuerzo hace para estar acá. Lo estoy tomando como una revancha,por todo lo que me tocó pasar, siempre mi idea fue volver y por suerte lo pude lograr. Hicimos una apuesta muy fuerte con mi familia, llegando a un equipo que excedía el presupuesto que podíamos conseguir, lo estamos sufriendo, pero es una inversión y decisión de vida que tenía que tomar, y por supuesto que no me arrepiento", reconoció Llaver.

"El llamado tras la carrera con mi viejo fue tremendo porque hablamos dos palabras y lloramos el resto del tiempo. Y después que mis colegas me muestren su afecto también me llena de felicidad, porque quiere decir que algo sembré en este ambiente que es bastante egoísta", comentó quien ahora es 10º en el torneo.

Se vienen los 200 Kilómetros de Buenos Aires y Llaver compartirá la butaca del Fiat Linea con Emmanuel Cáceres y con respecto a eso dijo: "En esta categoría no se penaliza con kilos cuando ganás o subís al podio, no hay penalización por handicap al ser una carrera especial y vamos con motor nuevo. Todo eso se suma a que tendré uno de los mejores invitados como es Peluche, por lo cual tenemos ampliás chances de ganar".

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas