Tenis Sábado, 8 de septiembre de 2018

Serena, desquiciada: rompió raqueta, insultó y dejó una pésima imagen

La ex número uno del mundo tuvo una actitud reprochable en la final del US Open. El juez de silla le quitó un set.

Carlos Ramos, juez de silla de la final femenina del US Open, señalizó una amonestación por 'coaching' a la exnúmero 1 mundial Serena Williams.

La tensión en el duelo decisivo con la japonesa Osaka llevó a la estadounidense a romper una raqueta. Como ya había recibido una amonestación anteriormente, le costó un punto en el siguiente juego.

"Deberías pedirme perdón tú a mí. Yo soy madre y no hago trampas. Eres un ladrón y un mentiroso porque me has robado un punto", volvió a dirigirse Serena al árbitro.

Ramos se cansó de las quejas y le terminó quitando un set.

Dejanos tu comentario