AFA - Marcelo Tinelli AFA
jueves 14 de julio de 2016

El estatuto de la Superliga tendrá dos huellas "grondonistas"

Esos puntos serán la reelección indefinida de su presidente y el adelanto a los clubes de dinero de derechos de TV para hacer frente a problemas financieros.

Los diez puntos más importantes del nuevo fútbol argentino incluyen la potestad para la Comisión Directiva de enviar al descenso a equipos por sus deudas económicas, aunque mantendrá dos prácticas del grondonismo: la reelección indefinida de su presidente y el adelanto a los clubes de dinero de derechos de TV para hacer frente a problemas financieros.

Lo cierto es que, con la Superliga aprobada, el torneo comenzará el próximo 19 de agosto y sus autoridades comenzarán a regir en un inmueble que alquiló el conductor televisivo Marcelo Tinelli, apuntado como posible presidente.

Según reveló el programa "Indirecto", la sede estará en el quinto piso de un lujoso edificio de la calle Salguero 3550, que cuesta 120 mil pesos por mes y tiene un costo de 3.040 dólares el metro cuadrado.

Otros datos interesantes que se desprenden al desmenuzar el estatuto que será aprobado el próximo lunes es que, pese a lo que se contó públicamente, el ascenso podrá ceder ante el poder de los clubes de Primera División.

Es que el punto de la representatividad, que estuvo a punto de hacer caer la Asamblea Extraordinaria en Ezeiza el pasado miércoles, está en favor de los más "grandes".

La Asamblea de la Superliga estará compuesta por el presidente, los equipos de Primera División y la mitad de los clubes de la B Nacional proporcional. Entonces, si en Primera hay 30, de la B Nacional participarán quince.

Allí, todo se aprobará por mayoría simple, lo que le permite a la Primera torcer el brazo bastante rápido al ascenso.

En tanto, la Comisión Directiva de la Asamblea estará compuesta por el presidente, un representante de Boca y uno de River, más diez clubes de Primera División y cuatro de la B Nacional (dos de la región Metropolitana y dos del Interior).

Boca y River siempre mantendrán su cupo dentro de la Comisión Directiva de la Superliga, mientras que el resto de los clubes tendrán mandato por dos años e irán rotando.

Como ya se confirmó, el presidente tiene mandato por cuatro años y puede ser reelegido indefinidamente, una de las prácticas que se le criticó al fallecido Julio Humberto Grondona durante tanto tiempo.

Para elegir al presidente de la Superliga se necesita la mitad más uno de los votos de la Asamblea y, si no se alcanza, habrá una segunda vuelta entre los dos postulantes más votados.

Otro detalle modificado de lo que se había informado inicialmente es la comercialización de los ingresos que será: 78 por ciento para la Primera División, 12 por ciento para la B Nacional; 2,5% para los gastos de la Superliga; y 7,5 por ciento para el resto del ascenso, que permanecerá dentro de AFA.

Por último, y en uno de los temas más criticables en virtud de que fue una de las principales razones del endeudamiento masivo de los clubes con la AFA, la Superliga puede "anticipar" dinero de derechos futuros de televisión a los clubes que tengan problemas financieros.

Como contradicción, aquellos clubes que presenten deuda no podrán incorporar jugadores, mientras que los que superen el 15 por ciento del presupuesto informado a principio de temporada y tengan deudas que no puedan afrontar descenderán de categoría.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas