Primera A - Godoy Cruz Godoy Cruz
viernes 20 de mayo de 2016

Tanque Giménez: "Veo los goles y se me pone la piel de gallina"

Este viernes se cumplen diez años del primer ascenso de Godoy Cruz a la máxima categoría. Daniel Giménez, el héroe en la final, recuerda aquella gloriosa jornada

Hace diez años, Godoy Cruz escribía una de sus páginas más gloriosas, con el ascenso a la primera división del fútbol argentino. Fue el 20 de mayo de 2006, una fría noche en el Malvinas Argentinas, cuando venció en tiempo suplementario a Nueva Chicago por 3 a 1. El encuentro de ida había terminado 1 a 1 en Mataderos, por lo que esa victoria le daría al Tomba el ascenso.

Estuvo un año en primera porque al año siguiente descendió, pero en 2008 volvió a subir, para quedarse. Y no sólo eso, hoy está a un paso de jugar la final por el título de campeón.

De aquella histórica final con el Torito de Mataderos hubo una figura, el Tanque Daniel Giménez, quien anotó en el tiempo suplementario los dos goles tras empatar 1 a 1 en los 90 minutos.

"Fueron los goles más importantes de mi vida. La verdad es que pasan los años y uno no se da cuenta de lo que se logró. Era emocionante entrar a la cancha y ver al Malvinas Argentinas repleto de hinchas de Godoy Cruz", reconoció el ex delantero del Tomba, quien ahora cumple la función de periodista en una radio local.

"Cuando vuelvo a ver los goles se me pone la piel de gallina. A pesar de que han pasado 10 años del ascenso a primera, los recuerdos siguen latentes", dijo el ex atacante bodeguero.

"Era un equipo que jugaba bien al fútbol. Tenía mucha ambición y mucho hambre de gloria. Fue de menor a mayor y a medida que pasaron los partidos fue tomando mayor confianza en base a resultados, porque no había empezado bien", recuerda Daniel Giménez sobre aquel equipo que conducía el Chocho Llop como DT.

tanque1.jpg

"Cuando agarramos la punta nos pudimos mantener hasta que salimos campeones del torneo Apertura, contra Ben Hur, en Rafaela", dice.

"En las finales, ellos (por Chicago) llegaban mejor que nosotros, pero el equipo tenía muchas ganas de lograr el ascenso. Ninguno de Mendoza lo había logrado. Era la frutilla del postre lograr el ascenso", sostuvo el Tanque.

Sobre lo que significó ese ascenso, el ex delantero cuenta: "No me di cuenta de lo que logramos hasta que pasó un par de años. Lo difícil que es salir campeón".

"Godoy Cruz es un equipo que consiguió todo en base a sacrificio", fue otra de las frases que tiró Giménez.
Por sus goles, el Tanque está en el corazón de los tombinos: "La gente te lo sigue recordando con cariño. Fue emocionante ver a mucha gente llorando. Con un gol podés hacer feliz a muchas personas".

"Pasé momentos muy lindos en Godoy Cruz. Siempre traté de dejar todo en la cancha y le tengo un gran cariño al hincha. Me reconocen el esfuerzo y el sacrificio de haber dejado todo en la cancha", agregó.
"Cuando marqué el tercer gol nos dimos cuenta de que habíamos logrado el ascenso. Era un grupo que se lo merecía por la humildad y el sacrificio. Me hace acordar al Godoy Cruz que está hoy peleando el torneo", cerró el ex atacante.

"Hablo de Godoy Cruz y me emociono"
De la mano de Juan Manuel Llop Godoy Cruz empezó a escribir su historia en el fútbol grande, al conseguir el primer ascenso a la máxima división. Ese momento histórico el Chocho lo recuerda con mucha emoción: "Fue una de las alegrías más importante que me pasaron en mi vida, es algo que me genera mucha emoción y que nunca voy a olvidar".

El DT se quebró cuando hablaba con UNO: "En lo emocional significó mucho. Me hizo muy feliz ver a la gente festejando. Cada vez que hablo de Godoy Cruz la emoción me invade".

"Tenía jugadores con mucho sentido de pertenencia. Se mataban por la camiseta. Yo destaco el grupo y el microclima espectacular que se armó", agregó.

"Armamos un buen grupo con mi amigo Daniel Oldrá y potenciamos a muchos jugadores. Hoy disfruto ver a Sebastián Torrico en San Lorenzo o que Enzo Pérez esté jugando en Europa. Me acuerdo que el Pipa Villar estaba perdido en el ambiente del fútbol, vino y fue muy importante para nosotros. A Mauro Poy lo traje de Racing de Córdoba", agregó el hoy técnico de Atlético de Rafaela.

Y continuó: "El Gallo Duarte era nuestro capitán, era zaguero central y terminó marcando el lateral izquierdo. ¡Una fiera! El Tanque Giménez era un goleador terrible".

"Fue algo hermoso dirigir a Godoy Cruz", dijo el Chocho, por siempre recordado en el Tomba.

Producción periodística
Omar Romero y Diego Astorga


Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas