Diario Uno Información General

Matías Banco cuenta su experiencia en el Lota Schwager, de Chile, donde dice que está muy contento. El ex Guaymallén e Independiente Rivadavia juega junto a Fabián Moyano y Alejandro Camargo.

“No me hicieron sentir un extranjero”

Por UNO

Por Gustavo Priviteraprivitera.gustavo@diariouno.net.ar

Matías no hace banco. La frase parece rebuscada, pero es la verdad. Matías Exequiel Banco (tiene 24 años y nació el 3 de julio de 1989) juega en Lota Schwager, de la Primera B de Chile, junto a otros dos mendocinos (Fabián Moyano y Alejandro Camargo). El volante cuenta en esta nota cómo es su estadía en ese país, donde –dice– “no me hicieron sentir un extranjero”.

-¿Cómo te tratan en Lota?-La verdad me recibieron muy bien tanto los dirigentes como el grupo. Estoy muy contento acá.

-¿Se facilita más la estadía al estar junto a otros dos mendocinos?-¡Sííí! Estando con mendocinos es más fácil, porque en otro país no se manejan igual que en Argentina.

-¿Por qué jugás afuera y no en el país, siendo que el fútbol chileno no es superior al argentino?-Me toca jugar afuera. En Mendoza no tuve la chance o la continuidad de jugar varios partidos. Salió la chance de Chile y en lo económico me servía, por eso no lo dudé.

-¿En qué parte vivís? ¿Cómo es un día tuyo allá?-Vivo en San Pedro. Entreno por lo general en la mañana. En las tardes, si no está mi familia, nos juntamos con Camargo a tomar mates, jugar a la Play y comer. Siempre encontramos algo como pasatiempo.

-¿Sentiste discriminación en algún momento?-¡Nooo!. La verdad, ni en San Felipe ni en Lota me hicieron sentir extranjero. Creo que el chileno trata bien al jugador argentino.

-Definite como futbolista.-Hablar de uno mismo a veces es difícil, pero lo que intento es manejar la pausa, salir claro con la pelota y en lo posible desequilibrar en el mano a mano.

-¿Buscás parecerte a algún jugador?-Sí. La verdad, siempre intento mirar jugadores en mi puesto. A pesar de ser de River, miro mucho a Riquelme y a D’Alessandro.

-¿Qué representaron en tu trayectoria Guaymallén, la Lepra y Andes Talleres?-Independiente Rivadavia es el club donde me dieron la posibilidad de estar en un plantel profesional y donde tengo muchos recuerdos lindos. A Talleres fui a préstamo para agarrar roce. Y Guaymallén es donde me crié, donde hice las inferiores y el club del que soy hincha. Siempre intento saber cómo le va.

-¿Adónde te gustaría llegar en tu carrera o en qué país te gustaría jugar?-La verdad, siempre me gustaría jugar en mi país. Es algo que me queda pendiente. Me gustaría estar en la primera división del fútbol argentino.