Diario Uno Información General

Yésica Marcos está nuevamente entrenando en San Martín junto al equipo original que le hizo conocer la gloria, tanto deportiva como personal. Díaz, Etem, Martín y Giménez lideran el proyecto de reencauzar a la púgil esteña.

Nada como ir juntos a la par

Por UNO

Por Juan Ignacio Blancoblanco.ignacio@diariouno.net.ar

Trece años de risas, llantos, alegrías y angustias, parametrean a la vida de Yésica Patricia Marcos junto a la gente que la ayudó, la contuvo y le enseñó los valores de la vida: la piba, esa que surgió del barrio Los Parrales de San Martín, en medio de una tormenta, decidió volver a sus orígenes… y allí la esperaban ellos, su “Ángeles de la guarda”, como ella llama al trinomio que la forjó como deportista y persona.

El Bombón Asesino, que hace un par de días atrás recibió la notificación de que ya no era campeona mundial supergallo OMB, decidió volver a San Martín para reencausar su carrera deportiva y buscar un objetivo: rehacerse como persona y luego poner fecha de regreso, la cual marca en el calendario al mes de diciembre de este año.

Yésica, como siempre pasó en San martín, tuvo las puertas abiertas, aunque en esta oportunidad las puertas fueron abiertas más que nunca ya que en el seno del Team Marcos buscarán recuperar a la mujer (con ayuda de profesionales incluida) y luego a la deportista.

Desde Jorge Giménez, intendente de San Martín, hacia abajo, las estructuras comenzaron a acomodarse nuevamente, aunque en esta oportunidad la idea es que, la licencia número uno del box femenil de Mendoza, vuelva a sus orígenes.

Es por eso que se decidió repatriar a la persona que fue como un padre para Yésica. El Gordo Cristian Etem, otrora director de Deportes de la comuna esteña, volverá a estar dentro del equipo que trabajará con Marcos, algo que le dará seguridad y confianza a la actual titular supergallo de la AMB.

Además, la cabeza de rincón seguirá a cargo de Martín Díaz, hombre que le hizo conocer el éxito a la chica humilde que se ganaba la vida en las calles del departamento.

Entre el Gordo Díaz y Yésica hay confianza extrema. Ella acata lo que él dice y el se siente recompensado. Sólo basta con ver cada entrenamiento, cada pelea y cada situación cotidiana que se sucede en la vida de ambos cuando andan “juntos a la par”.

Otro eslabón importante en la cadena es Cristian Martín, quien se encarga, además de la contención de Marcos (es algo común entre estas cuatro personas para con ella), de ser quien “cranea” y “ejecuta” todo lo que tiene que ver con la vida deportiva de Marcos.

El equipo está completo, como lo estuvo allá por sus orígenes, cuando la piba se bajaba del camión de la cosecha para meterse de cabeza en el gimnasio, o como cuando se alzó por primera vez con el título mundial AMB al derrotar a Simone Da Silva Duarte, noche mágica en el Parque Agnesi donde fue levantada por Cristian Etem, mientras Martín Díaz, Cristian Martín y Jorge Jiménez se fundían en un fraternal abrazo que confirmaba todo lo presagiado de antemano. 

 Embed      
 Embed      
Una dupla de oro. Martín Díaz lleva en andas a Yésica Marcos tras la victoria ante Ana Julaton.
Una dupla de oro. Martín Díaz lleva en andas a Yésica Marcos tras la victoria ante Ana Julaton.
 Embed      
Felicitaciones. Jorge Giménez siempre ayudó a Yésica, a quien considera como una hija.
Felicitaciones. Jorge Giménez siempre ayudó a Yésica, a quien considera como una hija.
 Embed      
Cristian Etem fue el descubridor de Yésica Marcos y quien la ayudó, en un principio, con todo lo que ella necesitaba.
Cristian Etem fue el descubridor de Yésica Marcos y quien la ayudó, en un principio, con todo lo que ella necesitaba.
 Embed      
Con el Narigón. Cristian Martín es otro de los pilares fundamentales en la vida de Marcos. Juntos son dinamita.
Con el Narigón. Cristian Martín es otro de los pilares fundamentales en la vida de Marcos. Juntos son dinamita.