"Éste fue el año más duro"

El análisis del defensor. Lucas Parisi, de Independiente Rivadavia, graficó el momento del equipo tras los dos últimos resultados, aunque su semestre en lo personal no fue el mejor

La salida de Leandro Aguirre le abrió una puerta a Lucas Parisi entre los once de Independiente Rivadavia. El defensor, que comenzó el torneo como titular, perdió terreno y la última fecha regresó al equipo en el triunfo sobre All Boys.

"Me tocó volver por una situación poco común. Uno trata de estar siempre preparado para cuando te toque. Este año fue bastante duro porque casi todo el torneo estuve afuera. También entiendo que lo importante es el grupo y los objetivos colectivos. Trataré de aprovecharlo para ser útil al equipo", comentó Parisi.
El ambiente cambió rápidamente con los puntos obtenidos en los últimos encuentros.

"Los resultados positivos siempre ayudan mucho. Veníamos trabajando en busca de esto y no se nos estaba dando. El empate con Talleres y el triunfo con All Boys te cambian la cara y te dan mucha energía para enfrentar lo que queda", aseguró.

Este semestre no la pasó bien y en junio se sentará a hablar sobre su continuidad, a pesar de tener contrato con la Lepra.

"Llevo tres años en Independiente y éste fue el más duro. Tanto de lo futbolístico como de lo que nos ha tocado vivir en el club. Vamos a esperar que pasen estas cuatro fechas y terminar lo más arriba posible. Ahí veremos, porque me queda un año más de contrato en el club", expresó.

La amenaza a los jugadores de Morón y principalmente a Javier Rossi, ex Lepra, conmueve al fútbol argentino. "Te da mucha bronca porque el trabajo de uno lo trata de cuidar y hacerlo de la mejor manera. Lamentablemente lo que pasó en Morón se viene viendo seguido en el fútbol. Se han vuelto normales o comunes. Te da mucha lástima porque lo importante del fútbol pasa por otro lado. El verdadero hincha lo ve desde otro lugar", dijo Parisi.

"Una cosa es el sentimiento y la pasión del hincha, que uno lo entiende. Es muy difícil congeniarlo con la vida privada. Es doloroso no poder hacer tu vida normal por temor a encontrarte con gente que te pueda recriminar algo en la calle. Son desagradables, principalmente cuando estás con la familia. Ojalá que esas situaciones se pueden ver menos. Es una situación que nos compete a todos los que de alguna manera estamos relacionados con el fútbol, el hecho de erradicar a los violentos de las canchas", agregó el defensor.

No habría variantes en la Lepra para recibir este sábado a Brown de Adrogué en el Gargantini, desde las 16. Los once de la Lepra serían Aracena; Viscarra, Agüero, Silva y Parisi; González, Medina y Abelairas; Bruera, Pereyra y Gautier.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas