El sueño de los pibes está intacto

Alexis Celán, Francisco Perruzzi, Renzo Andrada, Javier Peñaloza y Valentín Castellanos son jóvenes mendocinos que aspiran a llegar a Primera División.

Por Gustavo Privitera

privitera.gustavo@diariouno.net.ar

"El único sacrificio que hago es estar lejos de mi familia, después hago lo que me gusta, que es jugar al fútbol, y gracias a Dios nunca me faltó la alimentación". El testimonio pinta de cuerpo entero el sueño de Alexis Celán, este volante de 16 años, oriundo de las Heras y que juega en la séptima división de Argentinos Juniors.

El pibe es uno de los tantos mendocinos que busca hacerse un lugar en el fútbol grande del país. Otros proyectos de cracks, Francisco Perruzzi, Renzo Andrada, Javier Peñaloza y Valentín Castellanos, también contaron sus vivencias lejos de sus casas.

El joven jugador local acompaña el fútbol con sus estudios, algo elemental para la formación de cada persona. "Estudio, estoy en segundo año, nunca trabajé de otra cosa, me hice amigo de un compañero del club que también viene del interior, que es Lucas Martínez. Vino con su mamá a vivir a Buenos Aires y gracias a esa amistad vivo con ellos. Estoy bien luchándola día a día para poder lograr el objetivo que estoy buscando, que es llegar a primera".

"Sin Carlos Zuquetti y Jorge Morales no sería lo que soy hoy en día en lo futbolístico, ellos me enseñaron mucho", confió Celán.

Francisco Perruzzi, el hijo del entrenador y ex delantero Marcelo Perruzzi, es otro de los buenos valores que está en San Lorenzo, contó cómo le va en el club azulgrana. "Me levanto tipo 7.15, desayuno y me voy a entrenar, termino de entrenar, almuerzo en el club y me voy a la escuela, donde salgo a las 18.30 algunos días, y otros más temprano. Llego a las 19.15 al departamento", dijo el mediocampista del Ciclón, de solo 15 años.

"Estuve viviendo un tiempo en la pensión, ahora estoy en un departamento en Caballito", relató el ex futbolista de Academia Chacras de Coria. El rubio dijo de su padre: "Intento copiarle la perseverancia, lucha por todo lo que quiere".

"Es difícil vivir lejos de la familia, por ahí extrañás pero es un sacrificio que tenés que hacer para llegar muy lejos", señaló Andrada, quien tiene 16 años, es lasherino, juega de 10 y se desempeña en Huracán de Parque de los Patricios.

Y agregó que: "Somos 12 hermanos pero los que viven conmigo son 3. Mi papá y mi mamá están separados".

"Apenas llegué me fue re bien, este año no he jugado todavía, no he tenido buenos rendimientos. Tengo de ídolos de Riquelme y Tevez", afirmó Peñaloza (16), quien es delantero y goleador de Ferro y siempre sueña, como el resto de sus compañeros que un día debutará en primera división y la romperá.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas