Juan Pablo Pereyra sufrió un violento asalto

El delantero de Independiente Rivadavia fue interceptado por malvivientes cuando se disponía ir al entrenamiento de la Lepra y le robaron su auto -un Volkswagen Bora negro-.

La inseguridad a la orden del día. En esta ocasión los que sufrieron el actuar de los malvivientes, que se dedican a arruinar la vida de muchos ciudadanos, fueron dos jugadores de Independiente Rivadavia: el delantero Juan Pablo Pereyra y el defensor Rafael Blasco.

Los futbolistas se disponían a salir de la casa del atacante para trasladarse hasta el entrenamiento de la Lepra cuando fueron interceptados por tres delincuentes que con armas de fuego les robaron las pertenencias personales y el auto del delantero leproso, un Volkswagen Bora patente IMW 221 color negro.

El hecho ocurrió este jueves por la tarde, aproximadamente a las 15.30, en la calle Maipú 105 del departamento de Godoy Cruz.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas