Con vuelo sudamericano

Mateo Kristich y Franco Catapano. Los esgrimistas alumnos de Marisil Puga se ganaron la clasificación al torneo de Paraguay, en julio.

Raúl Adriazola

adriazola.raul@diariouno.com.ar

La primera incursión de los nuevos valores de nuestra esgrima dio muy buenos frutos. Dos atletas de la UNCuyo, animados por su entrenadora, se animaron a trascender la competencia local, fueron a dos pruebas de ranking nacional y se vinieron con los boletos para un torneo sudamericano. Para Mateo Kristich, de 13 años, y Franco Catapano, de 11, los sueños comienzan a cumplirse -y pronto-: de los juegos infantiles, a las competencias internacionales.

Los alumnos de la prestigiosa maestra esgrimista Marisil Puga se fueron al CENARD en abril y mayo a probarse a fuego, y en ambos torneos se subieron al podio, para finalmente lograr la clasificación al Sudamericano que se realizará en Asunción del Paraguay entre el 16 y 22 de julio. Kristich tirará en espada en categoría infantil, mientras que Catapano lo hará en florete y espada, en la divisional preinfantil. Puga también competirá, en las categorías +40 y +50, en espada.

"Los chicos son muy responsables y ordenados, y sobre todo son educados. Así es fácil avanzar rápido en este deporte, ya que apenas llegan, comienzan solitos a calentar, y a trabajar con sus compañeros. Cuando llegamos los profesores, ya están listos", explicó Marisil.

"Es importante el apoyo de los padres, ya que todo se hace a pulmón, y los viajes e indumentaria corre por cuenta de ellos. En la UNCuyo disponemos de los materiales para que los chicos se inicien, y de entrada no tengan que gastar en equipos que son caros. Pero al salir a los torneos ya la cosa cambia, y no todos pueden ir. De todos modos el grupo es muy homogéneo y hay apoyo y cariño sincero, ya que trabajan muchas horas juntos", explicó Puga sobre este apasionante deporte, y agregó: "Están en una edad muy linda, donde adquieren muy pronto todo lo que se les enseña. Además ellos se sienten muy a gusto con sus compañeros. La formación los ayuda mucho y los hace perder timidez, les da aplomo y autoconfianza", explicó.

Finalmente Marisil comentó: "Comienzan de a poco, pero cuando están listos, y sabemos que tienen la técnica necesaria, los llevamos a competir. Primero en el ranking mendocino, luego nacional, y ahora ya van a un Sudamericano", cerró.

En esta nota: