Diario Uno Información General

Los 32 detenidos fueron liberados, aparentemente, porque las armas fueron manipuladas sin el debido cuidado y fue imposible encontrar huellas útiles.

El trasfondo de la liberación de los barras de Independiente

Por UNO

Independiente jugaría sus partidos sin el acompañamiento de su público hasta fin de año, si la Agencia de Prevención de la Violencia Deportiva (APreViDe) logra imponer su criterio de prohibir la concurrencia de hinchas al estadio Libertadores de América.

De esa manera, el Rojo jugaría sin el aliento de sus simpatizantes, puesto que también está prohibida la concurrencia a los visitantes hasta que finalice 2013.

El presidente del club, Javier Cantero, ya está al tanto del tema e intentará juntarse con los máximos responsables de APreViDe) para tratar de revertir la decisión.

El partido con Unión no tiene fecha de reprogramación todavía, lo que posiblemente se resolverá el próximo martes y la entidad santafesina ya adelantó que va a pedir que se juegue el jueves 24

del corriente.

La suspensión del partido, que se debió a motivos de seguridad porque se descubrió a un grupo de la barra brava del Rojo esperando con un arsenal en su poder para atacar a otro, provocó no pocos inconvenientes.

Por ejemplo, el plantel de Unión de Santa Fe, llegó de regreso a su provincia el sábado a las 5 de la mañana, ya que antes del regreso y enterados de que el partido no se jugaba, sus integrantes improvisaron un entrenamiento en el predio de Matías Almeyda, en Benvidez, al Norte del Gran Buenos Aires.

Unión ya anticipó que se pedirá el próximo martes en la reunión del Comité Ejecutivo de la AFA la reprogramación del partido para el jueves 24 del corriente mes, ya que el fin de semana siguiente

no habrá fútbol porque se llevarán cabo las elecciones nacionales.

Por otra parte, la Justicia no pudo probar el delito de los barras que habían sido detenidos y liberó a las 32 personas, no sin antes abrir una investigación sobre la actuación policial.

El fiscal Lorenzo Latorre se encontró con un informe según el cual la policía no sorprendió a ninguno de los 32 barras detenidos de la facción de César "Loquillo" Rodríguez con arma en mano.

Según consta en el acta, los tres revólveres y las facas estaban en el piso, al lado de una escalera, mientras que los violentos se ubicaban un piso arriba y los testigos civiles del procedimiento, entraron cuando el hallazgo ya se había producido.

Por otra parte -y según un informe que hoy publicó el diario "Olé"- las armas habían sido manipuladas sin el debido cuidado, por lo cual la posibilidad de hallar huellas estaba contaminada. 

Contradicciones en las diferentes versiones de los hechos sumadas a todo lo apuntado, llevaron al fiscal a verse obligado a liberar a los 32 detenidos, a pesar de que dos de ellos contaban con antecedentes de delitos graves, ya que no se les pudo presentar una prueba contundente de todo lo acontecido el viernes.

La tarea de la policía mereció una causa paralela en la  UFI 4 de Lomas de Zamora para investigar a los agentes actuantes, por la posible comisión del delito de acción pública.

La decisión del fiscal prueba lo que mi cliente (por Loquillo) venía denunciando: que todo fue armado por gente infiel a la fuerza para favorecer a Bebote, con quienes tendría un pacto espurio", dijo Rodrigo González, el abogado de los barras.

Ninguno de los 32 detendios está en la lista del derecho de admisión, pero este hecho ameritaría que fuesen incluidos, lo que podría achicar en número a un grupo que de por sí es más reducido que el de su rival de tribuna, pero que también cuenta con banderas y orquesta.

El antecedente más cercano de violencia entre las facciones enfrentadas de la barra de Independiente se produjo durante el encuentro anterior disputado en Avellaneda, con Sarmiento de Junín, cuando fue incendiado un ómnibus de la filial Pacheco, estacionado cerca de donde se reúne parte del grupo de "Bebote", Pablo Alvarez.

Según "Loquillo", la escisión de la hinchada se produjo a partir de que "Bebote" dejó las banderas en el club para irse a radicar en España, su grupo las recogió para continuar con el aliento en la tribuna Norte y al primero no le gustó la actitud.

"Bebote" reunió a un importante número de seguidores y una nueva "barra brava" pobló con mayor número de integrantes, banderas y orquesta, la tribuna Sur, donde antes se ubicaban los "Místicos" del presidente Cantero.

Desde el primer encuentro de este campeonato de la B Nacional, cuando finalizan los partidos se cruzan amenazas entre una tribuna y otra; por lo demás son demostrativas del odio las banderas con

leyendas alusivas a "Bebote" que últimamente aparecen colgadas del alambrado de "La Norte".

Nunca se produjeron enfrentamientos allí donde los que salen de una tribuna y otra se cruzan, en cercanías de la bajada del Puente Agüero, porque en general pasan primero los de la Norte y luego

los de la Sur, éstos con un importante número de personas vestidas con ropas del Sindicato de Camioneros.

NA