Diario Uno Información General

Un grupo de entusiastas, encabezados por Alejandro Garay, quiere reflotar al tradicional club lasherino, el cual se encuentra jugando en la C del futsal doméstico.

El renacer de La Cumbre B

Por UNO

Por Daniel Ferrariferrari.daniel@diariouno.net.ar

Los rostros acompañados con sonrisas permanentes siempre son una buena señal. El respeto por sí mismo y por el compañero avalan la confianza como equipo. El entusiasmo y la entrega en cada entrenamiento tendrán su recompensa en cada juego. Lo prometido se cumple y la seriedad y transparencia son los pilares de un proyecto que comienza a tomar forma.

Así surge La Cumbre B tal y como lo bautizaron los protagonistas de éste proyecto. El club del barrio Infanta de Las Heras son uno de los principales exponentes en el futsal mendocino. En la categoría mayor de esta disciplina los lasherinos tienen y tuvieron un destacado protagonismo a lo largo de los años.

Sin embargo, no ocurrió lo mismo en la categoría B. El equipo no encontró el rumbo, los resultados no fueron los esperados y el descenso fue una realidad que no los tomó por sorpresa.

Algunos de éstos jugadores que habían tocado fondo, formaron años atrás parte del primer equipo exitoso. Otros y debido a los malos resultados, decidieron dejar la actividad y otros tantos, los más jóvenes, dudaron si continuar en el club La Cumbre o cambiar de aires.

Pero la historia cambió a partir de que Alejandro Garay un vecino y amante del fútbol pasara a ser un simple espectador de cada partido y se postulara para ser uno de los conductores del equipo.

Fue así que Garay invitó a Juan Pablo Costanza -ex jugador- a sumarse al cuerpo técnico.

Con el aval y apoyo de la dirigencia del club, el proyecto "La Cumbre B" empezaba a dar sus primeros pasos.

Allá por finales de noviembre de 2013, una reunión en la casa de Alejandro Garay a la que acudieron todos los integrantes del plantel descendido a la C, se hizo la presentación oficial del flamante cuerpo técnico y presentación de la propuesta del próximo año.

"Yo sé que ustedes no me conocen" -risas cada vez que se pronuncia y recuerda- fue la frase de presentación del nuevo DT. Con varios recortes periodísticos sobre la mesa, Alejandro Garay les recordó a los muchachos sus antecedentes futbolísticos.

El hábil puntero izquierdo se desempeñó en distintos equipos de categorías inferiores para luego jugar en Gimnasia y Esgrima desde los 13 hasta los 22 años. Los diarios de principios de los '90, dieron fe de su paso por otras instituciones como Palmira, entre otras.

"Mi idea es venir a transmitir los conocimientos que adquirí a lo largo de los años en el fútbol. Pero tenía que sumar a una persona que supiera del futsal y qué mejor que Juampi -por Juan Pablo Costanza- un ex jugador que participó desde su niñez en éste deporte y obtuvo junto importantes logros para el club lasherino explica el DT y uno de los creadores de éste nuevo proyecto.

A la dupla Garay-Costanza se le suma el preparador físico, Marcelo Batata Pucciarelli un amigo y conocido del grupo. El profesor asegura: "La verdad es un grupo humano muy solidario y trabajador. Eso es la base para llegar a donde se pretende", afirma.

"Por momentos, sé que los muchachos piensan que los entrenamientos son muy exigentes, pero tenemos que estar muy bien preparados para transitar éste campeonato" comentó.

Ante de su despedida de la actividad y muy entusiasmado el pivot Diego Calíbar, expresó: "yo había dejado de jugar pero cuando me comentaron lo que estaban armando me gustó y decidí volver a jugar. Aunque aclara que es su último año como jugador".

El DT Garay interviene y acota: "él -por Calíbar- me prometió algo”. Entre risas y actitud picaresca, el experimentado pivot confiesa: "sí es verdad. Prometí que no me voy a hacer expulsar en los partidos. Que cuando vea que mi adrenalina está subiendo demasiado, es mejor pedir el cambio", afirma el vehemente delantero.

Por su parte, Diego Pérez observa el cambio de actitud en el equipo. "El año pasado estábamos muy divididos en todo sentido, como grupo dentro y fuera de la cancha. Y por supuesto, eso se terminó reflejando en los resultados", explica. “Sin embargo, ahora estamos todos confiados en cumplir el objetivo que nos hemos propuesto; el ascenso a la B", dice.

Los juveniles también acompañan y desean aprender de los más experimentados. Muchos de éstos chicos son hijos de grandes jugadores que representaron al club La Cumbre a lo largo de sus 46 años de vida institucional.

Mientras saca algunas fotos de la reunión, Federico Acosta agrega: "Es un grupo en el cuál somos todos pibes conocidos del barrio". Garay vuelve a intervenir y destaca la actuación del hijo de Javier Acosta dentro del equipo.

A pocos días del inicio de la temporada, el equipo de La Cumbre C tiene un sólo objetivo: el ascenso.

"Estamos haciendo lo humanamente posible para que éste grupo logre lo que nos hemos propuesto. Ahora son ellos -por los jugadores-que en la cancha tienen que demostrarlo”, concluye Alejandro Garay.

El equipoDiego Calíbar, Federico Pérez, Jesús y Franco Cortez, Juan Castro, Leandro Terry, Alex Rocha, Mauricio Moyano, Ezequiel Garay, Matías Penisse, Matías y Jonathan Sosa, Lucas Aguero, Renato Morelli, Maximiliano Jopia, Benjamín y Andrés Tello, Alex Parodi

El cuerpo técnico está integrado por Alejandro Garay y Juan Pablo Costanza, Marcelo Pucciarelli (preparador físico), Esteban Aguirre (entrenador de arqueros) y Federico Acosta (utilero).