basquet basquet
domingo 10 de julio de 2016

Una noche de emociones azulgranas

Unos 100 ex jugadores de Andes Talleres se reunieron en la cantina del club para recordar épocas doradas.


Lucio Ortiz

ortiz.lucio@diariouno.com.ar

El lugar de tantos festejos se transformó en una cancha de básquetbol: la vieja cantina del club tenía aros imaginarios, tableros de madera, piso de baldosas y bajaba un rebote Caniche Estalles, la pelota quedaba en las manos de Raúl Brioude que la voleaba para que Humberto Carra metiera la bandeja. Por ahí Luis Armendáriz y su hermano Pancho se divertían al lado de sus hijos Marcelo, Alejandro, Alberto y saltaban sus nietos Lucas, Tomás y Nicolás. Todos querían participar como los Lucero.

Tiro libre de Juan Capello, doble de Orlando Toledo, corrida de Eduardo Nicastro, rebote de Palito Díaz, discurso, entre histórico y afectivo, de Juan Quesada, homenajes a Don Raúl Brioude, Antonio Quesada y Roberto Andrade, los grandes de la noche.

Casi 100 personas entre jugadores, entrenadores y dirigentes armaron una reunión de recuerdos en la cantina Andes Talleres Sport Club. Fue un combo de momentos emotivos como las imágenes de Roberto Brioude y Walter Armendáriz para tenerlos siempre presentes. Como el mensaje desde Italia que mandó Pichi Carra, como los cantos del "Talleres corazón" que salían a cada rato, con las risas de Wilde, Mascaró, Peñas, Cacho Lorenzo, Chiquito Sánchez y la alegría por volver a verse de Lito Porta, Carmelo López y los que compartieron equipo en los '60.

Había gente de todas las épocas del básquetbol de Talleres y la medianoche los encontró cantando el himno por el Bicentenario de la Independencia y los 83 años del club.

Se escuchaban las anécdotas de Jorge Gago, Cornejo y Manolo Garcés, que fue más rival que compañero, y contaba cuando jugó de refuerzo en Tarija (Bolivia) y de la boca de Quesada salieron las palabras que narraban "los 120 partidos de un invicto en los '70" y recordaba: "De Libertad y Belgrano salió el papá de Cano".

Resonaban apellidos como Iguacel, Ferrada, Gregori, Peralta, Trifiletti, Sorgoni, Linardelli y la noche pasaba de la lágrima al grito unido de "Talleres corazón, Talleres corazón".

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas