sábado 31 de marzo de 2018

Otro accidente fatal con un coche automático

Lo confirmó la empresa Tesla al tiempo que informó que el piloto automático estaba activado al producirse el choque en el que murió el conductor.

El fabricante de automóviles eléctricos Tesla confirmó que el piloto automático estaba activado al producirse un choque fatal la semana pasada, lo que puede exacerbar las preocupaciones sobre la seguridad de los vehículos autónomos.

El accidente se suma a otro ocurrido hace pocos días en un auto no tripulado de Über que atropelló y mató a una mujer.

Tesla informó en una publicación en un blog el viernes por la noche que antes del siniestro el conductor había activado el piloto automático, pero ignoró varias advertencias.

"En los momentos previos a la colisión (...) el piloto automático fue conectado", dijo Tesla, para acotar que "el conductor había recibido antes dentro de la unidad varias advertencias visuales y audibles de utilizar sus manos, y sus manos no se detectaron en el volante durante los seis segundos previos a la colisión".

Un vehículo Tesla Modelo X colisionó contra una barrera de carretera cerca de la ciudad de Mountain View, en California, el 23 de marzo, incendiándose antes de ser chocado por otros dos automóviles.

El conductor, identificado por The Mercury News como Wei Huang, un hombre de 38 años, murió más tarde en el hospital.

Según el fabricante, "el conductor tuvo aproximadamente cinco segundos y 150 metros de visión despejada del divisor de hormigón con el atenuador de impactos, pero los registros del vehículo muestran que no reaccionó".

Tesla añadió que la razón por la cual el automóvil autónomo sufrió un daño tan grande fue porque la barrera de la carretera "había sido abollada en un accidente anterior sin ser reemplazada".

"Nunca hemos visto este nivel de daño en un Modelo X en ningún otro choque", agregó.

La compañía -fundada hace 15 años por el empresario sudafricano Elon Musk- también intentó minimizar los temores sobre su nueva tecnología, alegando que un año atrás el propio gobierno de Estados Unidos la observaba como una forma viable "de reducir las cifras de colisiones hasta un 40%".
Fuente:

Más Leídas