Diario Uno Opinión Wanda Nara
Análisis y opinión

Wanda, Icardi y la China: un entrevero de amplio espectro

En el Gobierno deberían agradecerle a Wanda, Icardi y la China por haber alivianado un poco el espeso caldo político en el que navega el país

El follón que ha armado el trío compuesto por Wanda Nara (34), Mauro Icardi (28) y la China Suárez (29) es de amplio espectro al igual que algunos antibióticos. Será por eso que viene tiñendo no sólo lo futbolístico y la farándula, sino que también ha impactado en otros ámbitos, como el del feminismo, el de la política y, diríase también, el de los usos y costumbres, como se encasillaba antes a estos asuntos.

Este sonoro bolonqui ha estado a la cabeza del interés general, lo que le ha permitido un cierto respiro a los líos de la gestión gubernativa que existen hoy en la Argentina, donde la inflación ha asumido el rol de abanderada del disgusto social y donde gobernar es imprimir dinero a mansalva. Albertistas y cristinistas deberían agradecerle a estos "tres guarros tres" por haber ablandado un cacho el espeso ambiente político que reina en el país.

El entrevero de este trío de players, sazonado de engaños del corazón en grado de tentativa, podría incluirse en lo que la sociología de barrio calificaba como "un puterío". Sin embargo ha ascendido de jerarquía gracias al impacto de las redes sociales. Ahora se les llama trending topic. Pero en el fondo son cosas de la vida, que estos huevones se empeñan en amplificar. Son las contraindicaciones de querer facturar incluso con los sinsabores.

Heroínas y zorras

Hasta los chimenteros más curtidos de la TV están asombrados de la repercusión local e internacional que ha tenido el culebrón en el que "esa zorra" llamada China Suárez (el calificativo es de Wanda) ha quedado expuesta como la pérfida de la película, en tanto que Mauro Icardi, estrella del PSG, ha sacado patente de pelotudo soñado, con muchas habilidades para el fútbol pero con dudosa destreza para hacerse el langa.

Wanda en tanto se ha reservado el rol de la heroína golpeada en el amor propio. Justo ella que desde el arrabal porteño escaló posiciones como pocas al pasar de hábil botinera a empresaria del negocio futbolístico, y luego a influencer y a exponente de la moda y de las marcas famosas. Con avión privado y todo, igual fue engañada de palabra y pensamiento (sin acceso carnal aún) por su marido varios años más joven que ella,

El problema central de estas gentes es que se han acostumbrado a vivir en un mundo virtual donde exponer la vida privada en las redes sociales es tan necesario como alimentarse o defecar. Por eso, ante un cimbrón como éste, en lugar de rumiar el problema como seres humanos adultos, lo hacen como si fueran adolescentes o personajes de ficción.

La fiebre

Wanda, Icardi y la China no han sido precisamente juiciosos para manejar una crisis de pareja y familiar como la que están experimentando en vivo y en directo. La fiebre por vivir en las redes sociales no les permite discernir las consecuencias.

Veamos: Wanda Nara tiene cinco hijos (tres con el también futbolista Maxi López y dos con Icardi) y la China Suarez, tres ( uno con Nicolás Cabré y dos con Benjamín Vicuña). Ahí nomás estamos hablando de ocho niños que la deben estar pasando fulero. A su vez, el chileno Vicuña tiene otros tres hijos de su relación con Pampita. Todos esos chicos están recibiendo daños colaterales, máxime con el nivel de crueldad y agresividad que hay en las redes.

La China Suarez ha hecho un aporte inesperado a este entuerto al presentar en Instagram una especie de manifiesto por entregas con un fuerte contenido feminista para refutar las acusaciones de "zorra" y "puta". Traduzco su idea central: ¿Por qué la comodidad del pensamiento tradicional ubica siempre a la tercera en discordia como la única villana y no se pone el foco en el varón engañador?

En la tele chimentera aseguran que esta frescura ideológica es fruto de que la China tendría una "personal trainner conceptual", la que le habría sugerido el fuerte tono feminista a su manifiesto en Instagram. La susodicha sería Flor Freijó, una escritora y referente del movimiento feminista, autora de Mal Educadas, un conocido libro sobre esa temática.

Verbo nacional y popular

Mauro Icardi era uno de los mejores amigos del futbolista Maxi López cuando éste todavía estaba casado con Wanda. Y de "repente" apareció como novio de la empresaria. Eso generó un nuevo verbo creado por el habla popular: "icardear", que es robarle la pareja a un amigo.

Luego fue la China Suárez la que le "icardeó" el marido a Pampita. Ocurrió cuando Benjamín Vicuña y la China fueron descubiertos por Pampita en plena faena amorosa en el famoso episodio del motorhome, momento en que la engañada no se privó de explicar "el olor a sexo" que había en ese carromato mientras filmaban El hilo rojo.

Charly García se refirió a parte de estas cosas en un bonito tema que, hace varios años, dio en llamar "Demasiado ego". Uno de sus versos dice: "Hay veces que el amor/ es una zorra/ perseguida por jinetes/ que se quiere transformar/ en un tapado de visón".

Temas relacionados: