Diario Uno Más noticias
El estado de salud del pequeño Renzo Antonelli, el niño que fue sometido a un trasplante de corazón, "sigue siendo muy delicado" luego del paro cardíaco que sufrió en la madrugada del jueves.

Renzo sigue en estado "muy delicado", según afirmaron

El estado de salud del pequeño Renzo Antonelli, el niño que fue sometido a un trasplante de corazón, "sigue siendo muy delicado" luego del paro cardíaco que sufrió en la madrugada del jueves.

Así lo confirmó ayer Patricia Leguiza, abuela del niño de dos años, quien sostuvo que "Renzo tuvo un paro cardíaco y los enfermeros y médicos trabajaron muy bien. Pero el estado de Renzo sigue siendo muy delicado; ahora es segundo a segundo", indicó.

"Volvimos para atrás, son 72 horas para que se recupere", señaló Leguiza, en la puerta del Garrahan. "Todo venía perfecto, había empezado a comer, a tomar agua, a jugar, había hablado con su papá tres horas antes del paro; gracias al trabajo de un enfermero y los médicos que estuvieron al instante se lo pudo reanimar".

Jorge, su marido (y padre de Belén Ramos, la mamá de Renzo) había confirmado que los terapistas descartaron que el episodio sufrido por el chiquito se haya debido a un rechazo del órgano.

Cuando el panorama sobre la recuperación del pequeño niño correntino parecía ser alentador, en la madrugada del jueves sufrió un paro cardíaco y debió ser llevado a la sala de terapia intensiva del hospital Garrahan, donde permanece internado. Está intubado y con asistencia respiratoria mecánica, aunque no fue reconectado al corazón artificial que ayudaba a su organismo en las instancias previas al trasplante.

Fue el padre del niño, Haroldo Antonelli, quien había dado a conocer la preocupante noticia y pidió que "recen" por su hijo, dado la gravedad de la situación.

El nene fue trasplantado el 2 de junio, en una intervención que duró 14 horas a raíz de una miocardiopatía que le había detectado antes de nacer. Esperó ocho meses la llegada del órgano y desde octubre estaba conectado a un corazón artificial.

"Ahora nos quedan las oraciones, la misericordia de Dios y la voluntad de Renzo, que tiene muchas ganas de vivir. Antes era minuto a minuto, ahora es segundo a segundo, Renzo es un leoncito", afirmó su abuela.

El jueves, el padre de Renzo había anoticiado desde su cuenta de Facebook: "Hoy, a las 4 de la mañana Renzo tuvo una arritmia e hizo un paro. Estuvieron 20 minutos para estabilizarlo y ahora está otra vez todo entubado, volvimos a cero. Ahora está estabilizado. Los médicos confirman ahora pulso y latido normal. Les pedimos que recen, por favor, de corazón".

 Embed      
El nene de 2 años sufrió un paro.
El nene de 2 años sufrió un paro.