Diario Uno > Más noticias

"El palacio judicial en Alvear es una prioridad"

En el último mes, el pedido para la construcción del palacio judicial en el departamento volvió a cobrar fuerza y en una rápida visita al sur, Pedro Llorente, presidente de la Suprema Corte de Justicia aseguró que el edificio es “una prioridad” al tiempo que despejó dudas sobre la disponibilidad de fondos para llevar adelante la obra.

Presente en la inauguración de la subsede del colegio de abogados en Alvear y la toma de juramento a jueces de paz letrados que cumplen funciones en distritos aledaños, el titular del máximo tribunal mendocino no dudo en afirmar que “priorizamos invertir en un edificio en Alvear”.

En total son 12 las jurisdicciones del Poder Judicial que están asentadas en Alvear en la actualidad y están distribuidas en 8 edificios.

En todos los casos funcionan en viviendas particulares alquiladas y le implican al Poder Judicial una erogación promedio de $4.000 mensuales por cada propiedad. Los inmuebles fueron adaptados para la administración de justicia pero no cumplen acabadamente la función.

“Es necesario lograr la concentración en un solo lugar de todos los tribunales que están dispersos en el departamento”, dijo Llorente.

“El intendente nos ha ofrecido terrenos y tenemos que ver que ejecución podemos llevar adelante, el edificio de San Martín ya está por eso vamos a priorizar la ciudad judicial en Alvear”, reiteró el supremo.

Llorente indicó además, que hay disponibilidad de recurso para encarar la obra una vez que el proyecto esté volcado al papel.

El dinero proviene del fondo de Infraestructura edilicia para el Poder Judicial que se nutre con el 50% de la recaudación por el pago de la tasa de justicia. “Con ese fondo se construyó el edificio de San Rafael y San Martín y los juzgados de menores de Mendoza”, detalló.

Dificultad para cubrir las vacantes

La falta de magistrados y fiscales para cubrir los cargos en Alvear es otra de las dificultades que enfrenta en Poder Judicial.

Consciente de la situación, el presidente de la Suprema Corte y también titular del Consejo de la Magistratura admitió que “estas son las ciudades australes que tenemos y hay dificultades para cubrir los cargos”.

“Acá tenemos problemas por ejemplo con el juzgado correccional, el concurso tuvo que declararse desierto porque nadie aprobó el examen, ahora nuevamente se hará un llamado a concurso y tengo la esperanza que se presenten nuevamente y alguien gane”, comentó Llorente

El primer llamado a concurso será en abril para cubrir la fiscalía (de faltas correccional y de instrucción) y en agosto será el turno del juzgado correccional alvearense.

 Embed