Diario Uno Más noticias
Se trata de Facundo Navarro, hijo dela ctual director de Salud Mental de la provincia. Falleció luego de sufrir una descompensación que derivó en un paro cardíaco.

Un joven de 17 años murió tras una sesión de 4 horas en el gimnasio

Alejandro Gamero

gamero.alejandro@diariouno.net.ar

Un adolescente de 17 años que estaba practicando boxeo y haciendo ejercicios en el tradicional gimnasio CIGMA, de Ciudad, murió luego de sufrir una imprevista descompensación que derivó en un paro cardíaco.

Ocurrió el viernes en la tarde - noche y si bien aún se aguardan los resultados de la autopsia, fuentes bien informadas, dieron cuenta de que el joven había llevado a cabo una rutina de cuatro horas de ejercicios.

Se trata de Facundo Navarro, hijo del actual director de Salud Mental de la Provincia, Alberto Navarro.

Diario UNO pudo saber, por allegados al joven, que Facundo era un chico sano, sin enfermedad alguna de base y, además, un dedicado deportista. Iba habitualmente al gimnasio y jugaba al tenis.

El trágico trance se desató en las instalaciones del mismo gimnasio, donde el chico había concluido una rutina relacionada con la práctica del box.

Fue después de eso que el muchacho se descompuso, a tal punto de que pidió asistencia urgente.

Desde el CIGMA, llamaron a una ambulancia del ECI, cuyo médico a cargo diagnosticó que el joven sufría un paro cardiorrespiratorio.

Tras la intervención del paramédico, la ambulancia trasladó a Facundo hasta el Hospital Central, donde se le realizaron maniobras de reanimación por más de una hora, sin éxito alguno.

A las 21.30 un médico del Central informó que Facundo Navarro no había respondido a las tareas de resucitación y que había fallecido.

Ayer los restos de Facundo fueron velados y sepultados a las 19.

Hubo un gran dolor familiar, de sus amigos y autoridades provinciales que estuvieron, entre ellas, el ministro de Salud de la Provincia, Carlos Díaz Russo.

Sin actividad

En el gimnasio CIGMA, ubicado en avenida San Martín, entre General Paz y Godoy Cruz, de Ciudad, no hubo actividad por el desgraciado hecho. La puerta del establecimiento y la reja que la antepone a su ingreso estaban cerradas.

Entre ambas, un pequeño avisador de madera que habitualmente se ocupa para las actividades, teníaun solo papel que decía: “Cerrado por duelo”.

¿Cuál es el límite?

Profesionales médicos consultados por Diario UNO aseveraron que cualquier esfuerzo extremo o exageradamente prolongado, aunque lo practique un joven, puede terminar en un paro cardíaco.

En ese sentido, dieron cuenta de que el corazón demanda un consumo muy grande de oxígeno cuando hay actividad física y que eso el cuerpo debe compensarlo con la circulación.

El concepto que se transmitió es que el ejercicio es saludable, pero que es crucial conocer los propios límites.

 Embed