Diario Uno Más noticias
El fin de semana extra largo atrajo a la provincia a 35.000 turistas, que dejaron $55 millones. Para el Gobierno local, esto marcará el rumbo de lo que será la temporada alta que comenzará en julio.

El exitoso feriado ya perfila la llegada del turismo de invierno

Laura Zulián

zulian.laura@diariouno.net.ar

El fin de semana súper largo dejó en Mendoza muy buenas cifras en cuanto a cantidad de turistas y al dinero que gastaron, y además sirvió para medir lo que será la temporada alta en julio. El Gobierno espera que las vacaciones de invierno sean más prósperas que las del 2012.

“Creemos que esto perfila lo que va a ser la temporada en el receso invernal”, dijo optimista el ministro de Turismo, Javier Espina. El funcionario señaló que estas minivacaciones marcaron lo que será la temporada de alta montaña. Estimó que durante todo julio podrían pasar por Mendoza más de 300.000 turistas, lo que significaría el 8% más en comparación con el año pasado.

En cuanto a la afluencia de visitantes, este feriado puente estuvo detrás del de Semana Santa que, según Espina, tuvo un éxito que será muy difícil de superar. Aún así, el resultado fue más que alentador si se tiene en cuenta dos datos del contexto: la época –es fin de mes– y que en breve comenzarán las vacaciones.

Y aunque estos cuatro días fueron calificados de “muy buenos”, el jueves no mostró un comienzo muy alentador. Fue el viernes el día clave, en el que el turista llegó de forma masiva.

Espina dijo que no esperaban estos números porque no había reservas hoteleras realizadas con anticipación, sino que llegaron en la búsqueda del alojamiento. Ciudad, las bodegas y alta montaña fueron los destinos más elegidos. “Por suerte nevó un poco y la gente pudo llevarse la foto con la nieve”, dijo el ministro, agradecido del clima.

Ricardo Beccaceci, vicepresidente de la Cámara de Turismo de Mendoza, señaló que los comerciantes deben empezar a adaptarse también a lo turístico. “El problema es que los visitantes se llevan una mala impresión si encuentran todo cerrado”, sostuvo.

Para Fernando Barbera, de la Asociación Empresaria, Hotelera y Gastronómica, si bien los ingresos que quedaron en Mendoza fueron buenos, los números realmente significativos se verán en la temporada alta que se avecina, porque en esta ocasión muchos turistas aprovecharon las promociones.

No podían volver

Aunque para los turistas la nieve fue un atractivo, para muchos se volvió un dolor de cabeza. De los miles de mendocinos que fueron a Chile por estos cuatro días, cerca de 1.000 quedaron varados del otro lado del túnel sin  poder regresar.

El paso binacional Cristo Redentor permanecía cerrado hasta esta madrugada y se estima que hoy podría ser reabierto.

 Embed      
Los turistas llegaron a la provincia en la búsqueda de nieve y la disfrutaron en medio de lo que aún es temporada baja y a buen precio. Foto: Nicolás Bordón/ Diario UNO
Los turistas llegaron a la provincia en la búsqueda de nieve y la disfrutaron en medio de lo que aún es temporada baja y a buen precio. Foto: Nicolás Bordón/ Diario UNO