Diario Uno > Más noticias

Castraron 6.000 canes y felinos en Alvear

Por Gonzalo Villatoro

villatoro.gonzalo@diariouno.net.ar

Con la mirada puesta en disminuir la población animal en especial los que andan sueltos y sin control por las calles del departamento, el municipio puso en marcha un operativo intensivo de castración de canes y felinos y en poco más de dos años, 6.000 animales han sido intervenidos quirúrgicamente.

El programa sanitario animal y zoonosis que lleva adelante la comuna alvearense fue creado por ordenanza en 2004 y se afianzó a partir de 2010. La iniciativa está diseñada para que sea masiva, extendida en el tiempo y gratuita.

“El plan está direccionado a la esterilización de animales vagabundos pero también para los dueños de mascotas que quieren controlar la reproducción y sobre todo para la gente de pocos recursos que no puede afrontar el costo de la intervención haciéndolo de manera particular, lo bueno de este programa es que no tiene plazos por eso se mantiene en el tiempo”, explicó Raúl Cáceres, responsable del área de Inspección General de la Municipalidad alvearense.

Además de la castración quirúrgica, el operativo se complementa con un plan de inoculación que contempla las vacunas antirábica, antiparasitaria, también sin costo y la anticonceptiva con un mínimo cargo para el contribuyente.

Los veterinarios que trabajan en la comuna, comenzaron realizando 4 castraciones diarias y ante la fuerte demanda vecinal duplicaron las operaciones diarias.

“El servicio que presta la comuna apunta a corto plazo a la esterilización de perros y gatos lo que reduce la población animal en general y especialmente los que andan sueltos en la vía pública y en segundo término contribuye a reducir las posibilidad de transmisión de enfermedades zoonóticas”, esbozó Marcos Asan, médico veterinario.

Para cubrir todo el departamento con el servicio, de lunes a viernes atienden en Ciudad, un jueves en Carmensa y otro en Alvear Oeste y todos los viernes en Bowen.

El éxito del programa no solo se refleja por la cantidad de operaciones que efectuaron los veterinarios sino también por la demanda constante de los vecinos. “A partir del 20 de cada mes se dan los turnos para el mes siguiente, en una semana se cubre la totalidad”, acotó Cáceres.

Controlar más y prevenir

Para fortalecer el plan sanitario en todas sus dimensiones, está propuesta la construcción de un centro integral de zoonosis en las instalaciones del viejo obrador municipal emplazado entre las calles Entre Ríos y Pedro Molina de ciudad.

Esta inversión conlleva en principio un ahorro a las arcas del Estado municipal porque dejarían de alquilar el predio en Artola y diagonal Jorge Simón donde actualmente se practican las operaciones en canes y felinos y por otro lado afianzar las medidas de control y prevención de enfermedades zoonóticas, la campañas de vacunación además de brindar un servicio más amplio al vecino.

El proyecto contempla la construcción de un quirófano, el baño, una sala de espera y la oficina de informes y administración.

“La carpeta con el proyecto está terminada, la intención es que podamos realizarlo durante el 2013”, dijo Raúl Cáceres.

El quirófano móvil, aun no

En agosto de 2012 el Concejo Deliberante autorizó al Ejecutivo municipal a adquirir un quirófano móvil para realizar las castraciones.

Entre los argumentos esgrimidos por el legislador, pretenden mejorar la asistencia que se brinda desde el Estado a fin de llegar a “distintas comisiones vecinales” de los lugares “más alejados” del departamento y “carentes de recursos”.

El quirófano móvil no es otra cosa que una casilla rodante, equipada con una mesa y el instrumental necesario para llevar a cabo las operaciones.

Por el momento, la compra del quirófano móvil no está en carpeta y según especificó Raúl Cáceres “no hay recursos”.

 Embed