Diario Uno Más noticias
El martes en Bowen un grupo de vecinos que reclaman casa propia fue al predio del ferrocarril y comenzó a marcar lotes. El hecho movilizó a las autoridades y mañana se juntan en el IPV.

En alerta por la toma de terrenos en Alvear

Gonzalo Villatoro

villatoro.gonzalo@diariouno.net.ar

Una luz de alerta se encendió en el Municipio después de que un grupo de personas se instaló en los terrenos que están al costado de las vías del ferrocarril, en las inmediaciones de calle San Martín de Bowen, y comenzó a lotearlo en reclamo por la falta de vivienda.

Alrededor de 30 familias exigen de las autoridades un lugar donde edificar una casa y aunque comenzaron a desmalezar, limpiar, colocaron estacas y alambraron para delimitar los cuadros, están dispuestos a dejar el predio si aparece una solución que los satisfaga.

Desde el área de Vivienda de la Comuna se mostraron preocupados por la situación inédita que se vive en el distrito y aseguraron que están trabajando para que el conflicto no pase a mayores, además descartaron una posible movida política detrás de la iniciativa popular.

Para calmar las aguas, el miércoles tuvieron un primer contacto con quienes reclaman la casa y entre lunes y martes volverán a juntarse en la delegación municipal.

“Podemos decir que hay necesidades y es gente pacífica”, reconoció Gustavo Toro, a cargo del departamento de Vivienda.

Entre las alternativas que hay en carpeta, mañana una comitiva oficial se reunirá con el presidente del Instituto Provincial de la Vivienda, Omar Parisi, con la idea de conseguir financiamiento para dar una respuesta “integral al problema”, indicaron.

Uno de los que comandan las acciones oficiales es el concejal justicialista y ex delegado distrital Gustavo Majstruk.

El edil aseguró que “conozco a la gente y es cierto que hay familias que tienen urgencias reales, varios matrimonios jóvenes, pero también pueden aparecer avivados. Es una obligación del Estado dar una respuesta a esta gente y lo vamos a hacer, pero a los que realmente estén en vulnerabilidad social”, expresó.

En tanto, el representante legal del consorcio ferroviario Unión Pacífico, que tiene la concesión del ramal que une Chamaicó (La Pampa) con Bowen y Colonia Alvear Oeste, con vista a una futura reactivación del tren de carga y pasajeros formalizó una denuncia por la usurpación de los terrenos ferroviarios en la Comisaría 46 del distrito.

Irán al IPV en busca de financiamiento

En la Comuna alvearense manejan dos alternativas en lo inmediato para darle un corte al problema que se suscitó en Bowen con la toma de terrenos.

La salida más rápida del conflicto es la posibilidad de que la Municipalidad adquiera al menos una hectárea y se las transfiera “con cargo” a las familias para que cuenten con un lugar donde levantar las casas.

Esta opción tiene la desventaja de la falta de urbanización. “Eso sería lo más rápido pero sólo estaría el lote y no los servicios”, dijo Gustavo Toro, titular del área de Vivienda.

La segunda idea que está rondando es ir por todo a través del IPV: lote más viviendas. De ser así, la traba es burocrática, por los requisitos que demanda el instituto y por los tiempos que se manejan.

“Si los vecinos se organizan, arman una unión vecinal y cumplen con los requisitos que les solicitan estaríamos hablando de la situación ideal para conseguir financiamiento; tendrían un lugar con todos los servicios y la posibilidad de construir, el tema es que demanda más tiempo”, agregó el funcionario.

El concejal Gustavo Majstruk sostuvo que “hay familias y matrimonios jóvenes que necesitan una vivienda, pero también aparecieron otros que quieren prenderse; avivados siempre hay, por eso se va a ayudar sólo a los que están en emergencia social”.

Además el edil descartó que la acción de los vecinos se encuadre en la “usurpación”.

“Son pacíficos y lo que han hecho es limpiar, no podemos hablar ahora de usurpación, además si tienen un terreno están dispuestos a pagar una cuotita, no piden nada regalado y vamos a darles una mano”, dijo para finalizar el concejal que salió de ese distrito. 

Carencia de viviendas

Cuando explotó el tema en Bowen, los primeros en acudir a la zona del conflicto fueron los concejales opositores y Víctor Luis Gutiérrez, el justicialista renegado que preside el cuerpo.

Para el radical Walter Marcolini, el problema lo único que hizo fue sacar a la luz la carencia de viviendas nuevas que hay en el departamento.

“La falta de viviendas es uno de los problemas de los últimos 10 años y desnuda la falta de gestión porque no tuvieron la capacidad para bajar planes de la Nación que están disponibles”, enfatizó.

Pese a las críticas, el concejal opositor consideró que por ahora “es tiempo de esperar a que el municipio llegue con las soluciones”.

Desde la presidencia del Concejo Deliberante, Gutiérrez tampoco castigó la decisión de la gente de ingresar al predio de ferrocarril.

“Son alrededor de 35 familias, la mayoría carenciadas, que necesitan una solución habitacional porque no tienen dónde vivir o no pueden pagar más un alquiler”, dijo, y añadió que “está la Comuna trabajando, lo sigo de cerca al tema y mientras tanto contactamos a la Comisión Nacional de Tierras y ellos estarían en condiciones de actuar para dar una solución”. 

 Embed      
Alambrado. Los vecinos tomaron el predio ferroviario y delimitaron los lotes pero no se instalarán en el lugar si el Municipio les ofrece una solución.
Alambrado. Los vecinos tomaron el predio ferroviario y delimitaron los lotes pero no se instalarán en el lugar si el Municipio les ofrece una solución.