musica - Joaquín Sabina Joaquín Sabina
domingo 29 de octubre de 2017

Sabina en una noche sólo para nostálgicos

El popular cantautor español inició el viernes en Mendoza su tramo argentino de la gira "Lo niego todo", con la que promociona su último disco.

A la hora pautada, sin sobresaltos, Joaquín Sabina pisó nuevamente un escenario de Mendoza para convidar su vida y obra. Su vida, esa de vasos vacíos y perdedores furtivos del amor que nos llenan la pesada culpa de la soledad. Su obra, aquella que durante 35 años de desandar caminos líricos nos regocijan el alma reinventándose en abrazos poéticos y melodías sonoras de la canción de autor que resisten el paso del tiempo a puro rock and roll.

El contrato de fidelidad no ha caducado. Puede que los años hagan mella entre su bombín y sus zapatos, que ya no se codee con vasos de whisky y el humo del tabaco. Puede que su voz ronca se tome descansos. Sin embargo, y pese a que este show contó con una pésima puesta de sonido, la mística sabinera continúa intacta.

sabina-5.jpg

Esto porque hay cuestiones que ya no negocia el cantautor español: su banda de "hermanos" liderada por Antonio García de Diego y Panchito Varona, su enamoramiento coral que antes supo ocupar Olga Román y ahora más guarra pero con el mismo juego de seducción lo toma Mara Barros; y sus nuevas compañías que le inspiran la resurrección, como hoy lo es Jaime Asúa (guitarrista del grupo Alarma!!!, que Joaquín Sabina solía admirar en los '70).

Todos tuvieron su momento solista en el Arena, el viernes, mientras el capitán de los mares rotos dirigía la noche hacia bares de nostalgias ochentosas. Porque en un solo bocado y de cumplido, justificó de entrada su misión de promocionar Lo niego todo, interpretando un puñado de nuevas canciones (entre las que destacó Lágrimas de mármol). Después arremetió con todo –y con todos– un paseo por aquellos temas sin fecha de extinción.

sabina-3.jpg
sabina-4.jpg

No iban a faltar 19 días y 500 noches o Noches de boda, pero tampoco acabaría todo ahí. Con la frente marchita, A la orilla de la chimenea (en piano y voz de García de Diego), La del pirata cojo (a cargo de Varona), Por el bulevar de los sueños rotos, Princesa y hasta el cierre con Pastillas para no soñar, dibujaron en escena –y en las proyecciones de pantalla con obras salidas de su puño– la esperanza de un "hasta luego" que por estos lares montañosos y a sus 68 años uno puede pensar no ocurrirá.

Aunque con Sabina no hay pronósticos certeros. Hace siete años muchos de los que asistimos al Malvinas llorábamos su adiós.

Lo niego todo: 4 estrellas
Intérprete: Joaquín Sabina
Origen España
Concierto viernes 27/10, a las 21.50
Lugar: Arena Maipú Stadium
Fuente:

Más Leídas