Musica Viernes, 8 de enero de 2016

"Quiero aprender algo de cada rincón"

Largaron los festivales. Del Melón y la Sandía. El Chaqueño Palavecino habla del presente del país y del folclore, antes de tocar este sábado, en Lavalle. Con su show abre la temporada festivalera mendocina.

"Estoy debajo de un árbol, en los cerros de Salta, tomándome un Malbec. Vine a visitar a la familia del poeta Yuyo Montes, quien falleció hace un año. Está todo verde y hermoso", le contó a Diario UNO El Chaqueño Palavecino apenas atendió el teléfono. A los 56 años es el artista que más kilómetros suma de la camada de folcloristas contemporáneos, esos que se pasan el verano recorriendo el país de punta a punta, animando a turistas y locales por igual.

El músico llega este sábado a Lavalle, más precisamente a Costa de Araujo, para ofrecer un show en el 30° Festival del Melón y la Sandía. Será el primero de dos recitales que dará en Mendoza este verano, el segundo será en La Paz, a fin de mes.

El encuentro lavallino en tanto tendrá su inicio esta noche, con la celebración de la vendimia distrital y espectáculos artísticos locales. Seguirá mañana con Leandro Lobato y el Chaqueño, y culminará el domingo con un recital de Los Reyes del Cuarteto y Ale Ceberio.

La entrada cuesta $80 y se puede adquirir en la taquilla del predio en el que se hace el encuentro, que está ubicado en San Martín s/n de Costa Araujo. Con ese ticket se podrá acceder al sorteo de $100.000, una moto y una bicicleta.

Previo a la llegada del convocante músico, hablamos con él sobre lo que le depara este 2016 y la opinión que le merece el presente del país.

-¿Qué puede esperar el público de los recitales que va a ofrecer este verano en todo el país?

-Justamente canciones del Yuyo Montes, cuya casa estoy visitando ahora. Al menos 10 temas de mi repertorio del recital que estoy haciendo son de él. Además, haremos alguna cueca o tonada en honor a la gente de Mendoza. No somos expertos en eso, pero nos atrevemos aprovechando que estaremos allí. Además, es una música que sentimos mucho. Habrá de todo un poco porque hace mucho que no voy a Costa de Araujo.

-¿Cómo nació esa relación con Yuyo Montes?

-Un amigo en común que teníamos me llevó a la casa del Yuyo en San Luis, siempre le gustó vivir en el campo. Yo estaba de visita y eran las 3 de la mañana cuando llegamos. Tuvimos una relación muy hermosa, porque empezamos siendo amigos y yo me fui atreviendo a pedirle canciones. Él me dio una mano en ese sentido. Sus temas eran muy adelantados, había compuesto ya para Los Nocheros y le pedí algunos para mí.

-Y ese vínculo continuó con su familia, tras la muerte de Montes, el año pasado...

-Claro. Hacía un año que no volvía a esta casa, por una cosa o por otra. Siempre le pedía disculpas al hijo de Yuyo por no poder venir, pero este aniversario no lo podía dejar pasar. Dejé todo lo que tenía que hacer para venir un rato.

-¿Hay planes de grabar un disco nuevo este año? Porque hace poco editó un material en vivo...

-Ese disco grabado en el Gran Rex salió hace poco, sí. Lo editamos porque se lo debía a la discográfica. Hay una idea de lanzar este año un disco en homenaje a Atahualpa Yupanqui. Va a tener unos 12 o 13 temas. Pero también tengo pendiente un disco que estábamos armando con Yuyo cuando él ya estaba muy enfermo. Ni él se había dado cuenta de que estaba enfermo y cantaba igual. Quiero seguir con eso ni bien termine la temporada de festivales.

-Siendo que trabaja todo el verano, ¿cuándo vacaciona usted?

-Hace poco unos días estuve descansando, sabiendo que ya en la oficina habían firmado los contratos y en cualquier momento me mandaban a la ruta a trabajar (risas). Es mucha la gente que depende de mí, son unos 20. Todos tienen hijos y familias que tienen que comer. Por eso hay que salir a trabajar y todavía puedo hacerlo. Yo con tres días de descanso estoy bien y con cuatro horas de sueño por noche, también. Si puedo hacer una siestita al llegar a cada provincia, mejor. El problema es que a veces el hotel está al lado del predio del festival y empiezan a tocar los bombos y no me deja dormir (risas).

-El folclore es un espejo de las vivencias del pueblo. ¿Cómo analiza el presente del país y el cambio de gobierno?

-Los cambios siempre son para bien. Si la gente ha elegido este cambio, tengo la esperanza de que haya trabajo y buenos sueldos para todos. Con la anterior gestión (nacional) trabajamos muy bien, hicimos muchos festivales porque la música argentina siempre está, pase lo que pase, la alimentamos quienes venimos de las provincias. No podemos decirle nada al gobierno nuevo porque recién comienza, pero deseo que todo lo que tenga que ver con los cantautores se siga fomentando. Acá, en Salta, al turismo lo mueven las peñas y los festivales. Lo mismo pasa en el verano en Mendoza. La música nacional hay que difundirla siempre. En cada lugar canto un tema de esa zona porque quiero aprender algo de cada rincón de mi país.

Sábado

A las 21.30 Dúo Vanguardia, Ensamble de Cuerdas Municipal Domingo Camalla, Los Sanfra, Los Jóvenes del Folclore, Los Leguizamón, Ecos del Valle, Leandro Lovato, El Duende Salteño, Los Mariachi México y el Chaqueño Palavecino

Domingo 10

A las 21.30

Los Reyes del Cuarteto

Ale Ceberio

Dónde San Martín s/n, Costa de Araujo, Lavalle.

Entradas $80 los adultos y los $40 niños

Más noticias