musica - México México
sábado 03 de marzo de 2018

Natalia Lafourcade: la voz de México

La cantautora mexicana Natalia Lafourcade, que acaba de lanzar su disco Musas Vol. 2 con el que homenajea al folclore latino junto a los Macorinos, la banda que acompañaba a Chavela Vargas, consideró que este álbum "resalta belleza latinoamericana".

En este trabajo, Lafourcade le dio espacio a grandes compositores de la música mexicana como María Grever, Margarita Lecouna, Álvaro Carrillo, Alberto Domínguez, entre otros, además de incluir un dueto con la cubana Omara Portuondo en Desdeñosa.

La artista, una de las más premiadas en la última edición de los Grammy Latinos, arrancó una gira para promocionar su disco con un concierto a sala llena en Londres, en el KOKO, un antiguo teatro ubicado en Camden Town.

En Musas Vol. 2 hay boleros como Alma Mía y La Llorona y también temas nuevos, como Hoy Mi Día Uno, Danza de Gardenias y Derecho de Nacimiento.

"La gira va muy bien. Apenas empezamos en Londres, donde estuve hace unos nueve años, presentando mi disco Jujuju" recordó la cantante en una entrevista a Télam en Londres.

Según la artista, compositora, productora musical, arregladora, filántropa y activista, este nuevo proyecto nació a escondidas de todo el mundo, pero cuando la disquera lo escuchó no le permitieron quedárselo y hacerlo sola y quisieron formar parte.

"Desde un principio quise hacer como 30 temas e hicimos 27", contó Lafourcade y afirmó que con sus productores Checha Alara y Gustavo Guerrero decidieron dividirlo en dos volúmenes y hacerlo lo más equilibrado posible para que la gente "pudiera tener un viaje en toda esta música, que es una maravilla".

–¿Este segundo disco fue para las musas o para los musos?
–Siempre hay musos y musas también. Este, como lo dice su nombre, es un homenaje al folklore latinoamericano en manos de los Macorinos, que son unos señores músicos, una leyenda en la música de México. Han acompañado a grandes artistas como ChaVela Vargas. Cuando Chavela murió, tuve la oportunidad unos años después de hacer un tour en homenaje a su música y me tocó estar con los Macorinos. Ahí pensé que sería bonito hacer algún día un proyecto con ellos, que fuera totalmente acústico y que me permitiera acercarme a estos compositores que admiro y a la música de México y de Latinoamérica. Así fue como empecé este proyecto, como una inquietud personal de conectar con una música que tal vez no habría sido lo más obvio de hacer porque había sacado mi disco Hasta la Raíz y le estaba yendo muy bien, pero yo sentía que todos iban a querer otra cosa.

–¿Que ritmos y artistas que quedaron afuera del primer disco querías incluir en este segundo álbum?
–Se nos quedó muchísima gente afuera, ya no me acuerdo, pero teníamos listas con más de 100 canciones. Por ejemplo Curru Cucú Paloma es una canción tradicional mexicana, la canto siempre en mis shows, pero nunca la pude grabar para este disco, aún así me siento muy satisfecha con todo lo que grabamos. Todos los temas que están en ambos volúmenes son como éste para mí. Todos tienen un porqué de estar ahí.

–Maria Grever fue en su época una mujer empoderada, una compositora que en base a su talento luchó contra el machismo. ¿Por qué la elegiste?
–Porque me identifico mucho con ella. Creo que me gustaría a través del tiempo ser esa compositora que logró captar la historia y momentos de la vida en la música y compartirlos con la gente. Que la gente los pueda volver eternos. Eso no lo haces tú como compositor solamente, la música y las canciones viven o no viven, toman su forma y su espíritu a través de los corazones o no. Eso tú lo no puedes controlar. Lo que uno puede hacer es tratar de ser lo más honesto posible con lo que hace y eso es lo que a mí me gustaría y me entusiasma. María Grever hizo eso, una mujer que logró que muchos quisieran tocar su música.

–En el vals Tus ojitos hay un intermedio de percusiones muy argentinas, parecen hechas con bombos legüeros y las cajas de vidalas.
–Sí hay un bombo legüero. Tuvimos a un percusionista que se llama Martín Brum, que es argentino y estuvo tocando muchos instrumentos tradicionales del folclore argentino. Martin también aporto en Duerme negrito que la escuché mucho en voz de mi padre y después en Mercedes Sosa y me enamoré de este tema y de ella cantándolo. Mientras yo estaba haciendo el tour de Hasta la raíz, estaba escuchando mucho a Atahualpa Yupanqui. Es una canción que tiene algo especial para mí.

–¿Qué significa para vos Derecho de nacimiento?
–Derecho de nacimiento es una canción importante porque expresa un sentir universal. No la hice yo sola, la compuse con la gente a través de todos esos mensajes que me mandaron en Twitter y que después me tocó organizarlos y darles una secuencia y un orden para que tuviera un sentido popular. Es de esas canciones que me permitió conectar con la gente a otro nivel, muy poderosa, muy fuerte. Es una canción que habla realmente del derecho del nacimiento como un una libertad de seres en esta tierra, de espíritus libres, que creo que es la búsqueda de todos nosotros. Esa canción tiene una letra poderosísima, buscar la libertad y la felicidad, nacer libres y reclamar libertad de pensamiento.

Agencia Télam

Fuente:

Más Leídas