Musica Viernes, 23 de febrero de 2018

Nacha Guevara: "Hoy el sistema es menos libre que bajo las dictaduras"

Nacha Guevara presentará en marzo el ciclo "Las canciones que nunca volví a cantar", con un repertorio alumbrado en la década del '60 como parte del gesto innovador que configuró el Instituto Di Tella, pero afirmó -sin embargo- que "detesta la actitud nostálgica" y subrayó que lo que le interesa es rescatar "el valor de libertad artística" que existía en aquella época que, aún bajo dictaduras, era más libre que en este tiempo en el que se promueve "que todo tiene que ser igual".

La artista, de 77 años, reaparecerá en el escenario de La Trastienda (Balcarce 460) los jueves 8, 15 y 22 y 29 y el viernes 9 de marzo, siempre desde las 21. También, el 10 de marzo en el Teatro Coliseo Podestá de La Plata.

"Para los músicos de hoy todo es más difícil que entonces. Nosotros estábamos bajo dictaduras, pero hoy el sistema es todavía menos libre: se ha amurallado todo y tenés que unirte a la manada. Todo tiene que ser igual para que te venda la misma marca de zapatillas, la misma gaseosa. Por eso me gusta rescatar la libertad de aquel repertorio del Di Tella", reflexionó Guevara en diálogo con la agencia Télam.

El Di Tella fue un centro de investigación cultural sin fines de lucro fundado el 22 de julio de 1958, ubicado en Florida 936, en el microcentro porteño. Contaba con varias salas de exposición y un auditorio para 244 espectadores. Allí Nacha dio los primeros pasos de su carrera con espectáculos como "Nacha de Noche" o "Anastasia querida".

Fue un cenáculo de experimentación y creatividad cuya vida se extendió hasta que lo clausuró, en 1970, la dictadura de Juan Carlos Onganía. En ese espacio Nacha Guevara interpretó canciones de humor "ingenuo", pícaras y hasta bizarras, pero que contenían críticas al sistema social y político como "La Doble Cero", escrita por Ernesto Schoo y Roberto Rodríguez, o "No se casen, chicas", de Boris Vian.

En ese mismo ámbito se expresaron artistas como Antonio Berni, Luis Felipe Noé, Clorindo Testa, Federico Manuel Peralta, Marta Minujin, León Ferrari y Alberto Ginastera, entre más.

"Detesto la nostalgia. Es lo opuesto a mí. Es la primera vez en 55 años en el escenario que repito un espectáculo", se apura Nacha en aclarar.

A propósito del ciclo que realizará en La Trastienda, la artista conversó con la agencia Télam:

-¿Qué la motivó a recuperar aquel repertorio?

-El placer de hacerlo. Tenía mis dudas con la reacción del público porque el materia es raro, es un material inusual. La primera vez, cuando lo hice en el Di Tella, venía gente que quizá no sabía qué espectáculo iba a ver, que estaba circulando en el lugar. Y es un material que reclama cierta apertura. Pero mi gran sorpresa es que hoy el público reacciona mejor que entonces (ya hubo una versión del espectáculo el año pasado en el Gran Rivadavia y otra hace cuatro años en Mar del Plata). Entiende mejor el humor, el contexto. Los más jóvenes tienen idealizados los '60, aunque les falta información. Y para los más grandes significa una reconstrucción del recorrido. Porque este espectáculo no presenta una canción detrás de otra. Hay una narración. Se cuenta la historia de la década, el contexto. Se cuenta el país.

Dejanos tu comentario