musica - Mendoza Mendoza
viernes 06 de julio de 2018

Mi Amigo Invencible, una nueva impronta

Esta banda mendocina es una de las pioneras del indie a nivel nacional y se presentará en este ciclo que se lleva a cabo en el teatro Selectro junto con Niceto Club.

Dice el dicho "nadie es profeta en su tierra", pero no se aplica a la banda mendocina Mi amigo Invencible, que con diez años de vida ha puesto el rock indie alternativo en lo más alto de la escena musical actual. De Niceto Club de Buenos Aires al teatro Selectro llega este sábado la tercera edición del Indiefuertes, a partir de las 21.30, con la banda A Tu Luz como teloneros. La propuesta se instala en tierra mendocina para impulsar y posicionar lo mejor del rock actual.

Una nueva generación es la que ha tomado el control y es la que nació con el rock post Cromañón, la tragedia que por diciembre del 2004 conmocionó al país dejando a 194 jóvenes sin vida a raíz del incendio por una bengala en un recital de Callejeros, en Buenos Aires. A partir de este suceso, el rock comenzó a ser mal visto, las discográficas hacían cada vez más difícil el acceso de las bandas emergentes a la escena principal y, como toda crisis impulsa la creatividad y el salir adelante, fueron los grupos independientes quienes comenzaron a tomar el dominio con el trabajo amateur, sin depender o tener que responder a las exigencias de los monstruos comerciales.

De allí surge el indie, relacionado más con el trabajo independiente que con un género musical nuevo, así lo denominó Mariano Castro, vocalista de Mi amigo Invencible, "como una nueva generación que surgió de la ruptura a partir del evento de Cromañón".

Podemos decir que el indie, entonces, viene de una manera de actuar, porque la respuesta musical tiene que ver con un trabajo propio y fabricado por las mismas bandas, por eso también se lo relaciona con lo alternativo.

El indie comenzó a buscar sus propios espacios y resistencia, formándose a la vez una nueva generación, en donde la prohibición de la música encontró su expresión y su propio entorno de desarrollo. Si los '80 fueron de Soda Stereo, una parte del siglo XXI está marcado como la generación de bandas indies como Mi Amigo Invencible, Los Espíritus, Usted Señálemelo, Los Reyes del Falsete y muchos otros.

Ahora, con la propuesta estelar de Niceto Club, que es la sala fundamental de la escena porteña, se transformó desde su creación en 2015 en la vitrina por antonomasia del indie en Buenos Aires. De esta manera el ciclo semanal de recitales se dedicó a lo largo de este tiempo a presentar los grupos emergentes de la cosmogonía de la música independiente. En este proceso se puso un foco en algo que siempre estuvo pasando: el porteño salió de su zona de confort y de la idea de que todas las cosas pasan sólo en Buenos Aires, porque en el interior están sucediendo y muchas. Hay una respuesta generacional también, el enfoque se está empezando a abrir.

Dicen que Dios está en todos lados pero que atiende en Buenos Aires, con Mi Amigo Invencible se rompió ese concepto. Mendoza siempre tuvo una fuerte cultura independiente o contracultura, porque es una ciudad muy difícil para ser músico, como también periodista de rock.

Pero lo más llamativo y lo que más se rescata de todo este movimiento, es el amor propio que tienen todos los que impulsan el indie. El nivel de profesionalismo y entrega, que no tiene nada que envidiar a Buenos Aires. Se manejan con una calidad muy destacada, teniendo en cuenta que en Mendoza se toca cada tanto y en lugares que no están acondicionados.

Los chicos están preparados para jugar en primera, pero las condiciones no están del todo dadas.

"Nosotros fuimos una punta del iceberg porque empezamos a mostrar lo que estaba pasando, de que el profesionalismo que teníamos se replicaba en otras bandas de Mendoza. Queremos que esto se replique también en otras provincias porque cuando salimos a girar nos damos cuenta de que también hay muchos talentos por el interior", expresó Castro en diálogo con Diario UNO.

"Mendoza es diferente, desde los Enanitos Verdes hasta Mercedes Sosa que, aunque no sea mendocina, la adoptamos y se instaló con el cancionero popular latinoamericano, desde allí. El músico mendocino siempre estuvo un paso más adelante del público, que está respondiendo al nivel de sus artistas", expresó el vocalista de Mi amigo Invencible.

1492619997295-Mi-Amigo-Invencible-2016-por-Jose-Lopez-00-ALTA.jpeg

Esto generó que el juego con las discográficas se haya roto porque internet vino a cambiar todo el panorama, como dijo Castro: "Hoy tenemos otras herramientas y al manejarnos de manera independiente, pero a la vez profesional, es ahí cuando empezás a pulir tu trabajo y a evolucionar con otras herramientas que antes no eran las convencionales. Ahora la distribución es de manera independiente y las discográficas responden a otras necesidades".

El amateurismo de lo independiente se ha transformado en algo profesional y las bandas emergentes comenzaron a tener infraestructura de sello discográfico, están a nivel. El indie de ahora con respecto al de hace diez años atrás se ha profesionalizado.

El presente de la banda
Con 10 años de recorrido y 6 discos editados, Mi Amigo Invencible está en un proceso de renovación, donde importa más el sonido, el progreso, y están rompiendo con la estructura del abc de cómo se hacen las cosas. Se aprende haciendo, no hay otra forma.

"Somos una banda que genera cultura y en la escena mendocina, en particular, se rompió el mito de que la gente no te va a hacer el aguante, ya no es una cuestión amateur", dijo con seguridad Castro.

Los sencillos que lanzaron en 2015 y 2017 fueron una respuesta al público para poder entregarles material. Ahora, en el cierre de su gira van a parar y tomarse el break correspondiente para ingresar en un proceso introspectivo y crear el disco que venía postergado. "Queremos madurar para sacar un disco que sea movilizador y para eso le tenemos que dedicar nuestro tiempo. No queremos un disco fuerte sino un disco meditado", concluyó Mariano Castro.

Cuándo: sábado, a las 21
Lugar: teatro Selectro (Capitán de Fragata Moyano y 9 de Julio, Mendoza capital)
Precio de entradas: $250 preventa y $300 en puerta

Fuente:

Más Leídas