Musica Jueves, 22 de marzo de 2018

Marcelo Pelleriti cuenta todo sobre el Wine Rock

Padre, amigo, enólogo, músico, rockero, una personalidad mendocina que no pasa desapercibida y que se proyecta al mundo con excelencia y estilo: Marcelo Pelleriti, director general y enólogo de bodega Monteviejo, es el creador de Wine Rock que este año será el 7 de abril.

-¿De dónde nace la decisión de fusionar el vino y el rock?

-Surge de manera accidental. A mí siempre me gustó el rock. En el 2011, con el gran guitarrista Rano Sarbach decidimos que en lugar de hacer un asado de fin de cosecha íbamos a hacer un concierto con amigos. Tocaron la banda que yo tenía en ese momento, la de Rano, que se llama "Trío Sarbach" y también estuvo "4to Espacio" de Matías Camisani. Fue algo muy pequeño con 100 o 150 personas y después empezó a crecer y hoy se ha transformado más que en un festival, en una empresa nueva, donde se invierte mucho.

-El show está instalado en Mendoza desde su primera edición...

-Está instalado y lo bueno es que muchos músicos ya quieren ser parte.

-¿Cuál es el sello que este año tiene el Wine Rock?

-Más allá de los artistas que es algo que nos pone muy contentos, es el momento que se vive en la bodega, una cosa es contarlo y otra es estar en la bodega.

-¿Cómo es la semana del rock?

-Tres días de la semana del rock se desarrollan en el hotel Hyatt y tres en nuestra bodega. Empieza el 3 de abril con distintas actividades, presentaciones de vinos, degustaciones y hay una entrevista de especialistas a los artistas. Los especialistas son Bebe Contepomi y Claudio Kleiman con Marcelo Gillespi como moderador.

-¿A esto tiene acceso todo el público o es sólo para algunos invitados?

-Es muy chico, exclusivo. El día después (4 de abril) hay un evento abierto al público que el "Masters og Foods and Wine" que nace en Mendoza y después se transporta a los Hyatt del mundo. Van a haber más de 30 chefs internacionales de varias partes del planeta y cada artista va a cocinar con un chef. También va a estar un acústico de los artistas que les gusta siempre tocar.

El concepto es fusionar el vino con la gastronomía, con el arte y el rock, porque cada plato está inspirado en un artista y en una canción. Al día siguiente (5 de abril) hay un "Meet and Great" y la degustación de los vinos de rock. El día viernes (6 de abril) pasamos a la bodega que es el día de "Plus+Arte" que organiza mi esposa, Gabriela Nafissi. Ella es la que se encarga de la parte cultural de la bodega.

Al mediodía empieza la exposición con artistas locales e internacionales y luego hay interacción entre músicos y artistas en base a un disparador conceptual de psicoanálisis, porque no es una exposición, sino una interacción psicoanalítica entre la música y lo que ha creado el artista. Se llama "Reencarnaciones de experimentación artística".

-¿Qué músicos van a estar en la edición de este año?

-Este año lo nuevo es "Vanthra", la nueva banda de Fernando Ruiz Díaz, cantante de Catupecu Machu. También estarán Massacre, Indios, Gillespi con Willy Crook, 4to Espacio y el trío de Rano Sarbach, Jaime Torres, Ivan Noble, Foxley, Coti, Attaque 77, Emmanuel Horvilleur, y yo con mi bandita que nos vamos a dar el gusto, para divertirnos más que nada.

-Contame de tu banda, The Cellars

-Hace varios años venimos casi los mismos. Somos todos amigos y es un hobbie. Una vez que uno se sube al escenario y se divierte, ya después se convierte en una necesidad.

-¿Cómo es un día normal de trabajo en tu vida?

-(risas) Depende de la época del año, pero la época de vendimia es la que más me gusta. Arranco bien temprano tipo seis de la mañana porque tengo hijos y me gusta llevarlos a la escuela. Cuando no viajo me gusta estar presente. Después me vengo a bodega. Lo que hago, para mí, no es un trabajo, sino que es una adrenalina, un disfrute.

-¿Cuál es la alegría más grande que te ha dado tu profesión?

Cuando estás en contacto con la gente que trabaja la tierra caminas con los pies en la tierra. Sobre todo eso, conocer la gente que trabaja en la tierra, te hace llegar a la realidad de la vida. Son personas sacrificadísimas que nacieron acá y que no van a morir en otra zona. Están en el campo, dedicados a la viña, a sus podas, su cosecha. Es una tradición familiar.

La conexión con la gente me encanta y es lo que más me hace sentir el vino. Es más, una vez al mes nos reunimos a almorzar todos juntos y compartir el momento. Somos una gran familia y si no hay un trabajo en equipo no sirve.

Por otro lado mi profesión me ha permitido conocer el mundo. Los tres meses que cada año paso en Francia me hacen olvidar y perder noción de todo. Es mi lugar en el mundo.

-¿Para vos qué es el vino argentino?

Es un orgullo y un ejemplo para Argentina. No sé si hay industria en Argentina que haya crecido tanto en cantidad como en calidad y con el profesionalismo que se ha hecho. Te sentís orgulloso de ser parte del vino. Lo que hemos crecido en los últimos 25 años no existe en otro país. Eso te hace sentir orgulloso dentro de un gran grupo de hacedores de vino.

-Hacedores de vino y ganadores de premios...

-Somos Capital del vino y no me puedo olvidar que el año pasado ganamos el oro mundial por la mejor experiencia innovadora en enoturismo del mundo ni que la semana del Rock fue galardonada con el "Best of Global Award 2018".