musica - Luciano Pereyra Luciano Pereyra
domingo 10 de diciembre de 2017

Luciano Pereyra y La vida al viento

El cantante vuelve a Mendoza y presentará su nuevo material discográfico en un show que brindará el próximo viernes, a las 21.30, en el Arena Maipú Stadium

Luciano Pereyra nació en Luján, provincia de Buenos Aires, en 1981. Ese lugar al que todos llegan caminando para cumplir promesas o que es testigo de tantos hitos y logros es la cuna del cantante, que sigue subiendo escalones para transformarse en uno de los cantantes más importantes del país.

A diferencia de todos, él se fue de su Luján natal en busca de triunfar, y el "se fue" es una metáfora porque siempre se vuelve al primer hogar. Su historia comienza en 1998 cuando, con 17 años, lanza a su primer disco al mundo, titulado Amaneciendo. Sin saberlo, ese iba a ser el primero de una veintena de materiales discográficos que le iban a permitir tener una carrera musical muy exitosa.

Otro momento inolvidable para Luciano, para el país y para el mundo entero fue cuando entonó las estrofas del Himno Nacional Argentino en la despedida de Diego Armando Maradona en el año 2001.
En muy poco tiempo el éxito comenzaba a florecer en la vida del músico que realizaba duetos con Soledad Pastorutti, Alejandro Lerner, el gran Rodrigo o la inmortal Mercedes Sosa. Sin duda, su carrera iba a llegar a buen puerto y empezaron a desfilar discos como Soy tuyo, Luciano y Dispuesto a amarte.

Al cumplir una década de carrera lanzó un trabajo titulado 10 años junto a vos que contenía un CD y un DVD que se grabó en su primera presentación en el mítico estadio Luna Park de Buenos Aires.
Claro que la vida de Luciano Pereyra también tuvo momentos duros y sufrió algunos problemas de salud que lo tuvieron alejado de los escenarios en diferentes momentos, pero ahora eso sólo son recuerdos de la vida del músico que está pronto a cumplir 20 años en la profesión.

Pereyra se presentará en Mendoza el próximo viernes 15 en el Arena Maipú Stadium. Previo a su visita a Mendoza, Luciano habló con Diario UNO y recordó todos esos momentos de su carrera, se emocionó hablando de su padrino musical, Horacio Guarany, y hasta se animó a contarnos qué sueño le queda por cumplir.

–Después de un tiempo, volvés a Mendoza...
–A Mendoza me encanta ir siempre que tengo la posibilidad a cantar y a presentar un disco. Tengo amigos, disfruto del paisaje, de la comida y, por supuesto, de un buen Malbec.

–¿En qué se diferencia La vida al viento de tus otros trabajos?
–Siempre digo que la música que hago es como una raíz que voy regando en la tierra y ese árbol se va acomodando según los vientos. Este disco tiene Sikus, charango, ritmos folclóricos y también estoy adaptándome a lo que suena hoy. La idea es fusionar todo lo que suena y no limitarme a un solo género.

–Todas las letras hablan de amor y de sentimientos...
–Está relacionado por lo que significa el título. Es el disco más romántico que he hecho. El estar viajando y cruzarme con un dominicano o un colombiano ha logrado esto. He escuchado canciones un poco duras y la verdad que extraño la poesía de antes. No me atrae tanto la poesía de ahora.

–Las letras de amor hacen creer que estás enamorado...
–Estoy acompañado de amigos, familia y afectos, no solamente es estar relacionado al amor por una pareja. Es un disco que llevó más de un año hacer y es producto de encontrarme con gente y con lo que me tocó vivir, todo eso va logrando experiencias, anécdotas e indirectamente crea inspiración que se transforma en estas canciones.

–En este disco tenés dos canciones con videoclips muy buenos... ¿te gusta el rol de actor?
–Es una forma de expresar el arte a través de un guión. Los tiempos no me dan para seguir en esa rama del arte por eso en un videoclip me encanta dirigir y estar al lado de cada director que tenga. Es una forma de despuntar el vicio de la actuación.

–¿Cómo viviste estar con el Chino Maidana en el video de Es mi culpa?
–Al Chino lo convocamos y vino sin ningún problema. Es un fenómeno total y su aparición de ser campeón del mundo a estar ahí es tremendo. De estar peleando con Mayweather a estar conmigo entrenándome es un gran paso (risas).

–¿Cómo has vivido la muerte de Horacio Guarany?
–Horacio está presente en todos los momentos importantes de mi vida. En el día a día lo extraño muchísimo, dejar de extrañar a algunas personas que se quiere tanto es imposible. Entiendo que es parte de la vida y es ese paso que tenemos que pasar. Me quedo con lo lindo que he vivido y lo extraño horrores pero Horacio a veces se me cruza en el medio de un concierto y aparece constantemente en mis pensamiento.

–¿Se puede remplazar desde lo musical a una persona así?
–Es muy difícil, él es único en su estilo al igual que Mercedes (Sosa). Admiro a una gran camada de artistas que seguimos sus pasos. Siento que siempre he tenido un gran cariño y afecto por el Chaqueño. Él es ahora el estandarte folclórico más representativo que tenemos, desde su vestimenta hasta su forma de cantar. La Sole (Pastorutti) también es un estandarte de la música argentina.

–Ahora ustedes tienen la responsabilidad de mantener vivo el género...
–Todos tenemos la responsabilidad de querer hacer lo que nos guste y seguir defendiendo a los artistas que hay. Trabajo todos los días para entregarle a la gente todas las canciones que hago, tratando de poner la mejor puesta en escena. Que la gente pueda disfrutarlo. Valoro mucho que la gente compre un disco, lo baje o compre una entrada. Es una forma de agradecer cantando.

–¿Soñabas esto cuando eras chico?
–Soñaba en tener mi nuevo disco. La vida me encuentra acá parado con esta gira. Lo que vivo hoy es una bendición, Dios y la vida han sido muy generosos conmigo. Nunca soñé cantarle a un Papa o cruzar tanto las fronteras de mi país para llevar mi música. Sigo renovando los sueños porque es parte de lo que me toca vivir y me gusta, sigo estudiando, perfeccionándome.

–¿Te queda algún sueño por cumplir?
–He cantado con los artistas que he admirado, he tocado en los escenarios que jamas imaginé que iba a tocar y he viajado por lugares muy lindos. He visto lunas y amaneceres hermosos. No puedo pedirles más nada a la vida, pero bueno, quizás me gustaría cantar una chacarera en el Madison Square Garden de Nueva York (risas).

–¿Cómo estás de salud?
–Gracias a Dios estoy muy bien. Entrenando mucho porque para aguantar tantas horas de viaje, las giras y los recitales hay que tener un buen estado físico.
Fuente:

Más Leídas