musica musica
lunes 02 de abril de 2018

Los Inti Illimani pasaron por Mendoza

En formato trío. La agrupación trasandina estuvo presente en la muestra de Oswaldo Guayasamín que se desarrolla en el Le Parc y uno de sus integrantes lo recordó en esta charla con Diario UNO.

Inti Illimani es una de las bandas chilenas con mayor historia y con más peso de toda Latinoamérica. Es que los artistas trasandinos cumplirán el año que viene 50 años desde sus comienzos en la música.

Sus comienzos se remontan a 1969, unos años antes que comience la dictadura militar a cargo de Augusto Pinochet. Los Inti Illimani tuvieron que huir de aquel país porque eran perseguidos políticos.

Antes de comenzar la travesía escapando de los militares chilenos pasaron de visita por Ecuador. Fueron recomendados por el mismísimo Salvador Allende, presidente de Chile por ese entonces. Al llegar a Quito, capital de Ecuador, fueron recibidos por el artista Oswaldo Guayasamín.

"Cuando llegamos a Quito nos recibió con tanta amabilidad que no podíamos creerlo. Fuimos directamente a su casa, donde no solamente vivía sino que también tenía su taller. Se estableció una relación apasionada y fantástica", explicó Horació Durán uno de los históricos de Inti Illimani.

Escenario pudo hablar con el cantautor cuando estuvieron visitando la muestra del maestro Guayasamín el pasado lunes previo al show gratuito que dieron en el Le Parc.

Una vez finalizado el espectáculo hablamos con Durán que nos recibió con una gran amabilidad en los camarines. Con emoción y admiración recordó la relación que unió a los Inti Illimani con el artista ecuatoriano .

"Sabíamos de Oswaldo Guayasamín como un gran pintor cuando éramos universitarios. La relación que se estableció cuando lo visitamos en el '71 perduró siempre e incluso nos vimos un tiempo antes que el partiera. Participamos en un enorme concierto por la Capilla del hombre, uno de sus lugares preferidos. Fue un proyecto extraordinario en el que compartimos escenario con Mercedes (Sosa), Piero y Silvio (Rodríguez), entre tantos. Después muchas veces más nos encontramos con él. Era un hombre que se mostraba de igual a igual con todo el mundo. No era un hombre de medios terminos, era todo o nada", recordó Horacio.

El músico chileno dijo que un paso obligado por Quito tiene que ser la Capilla del Hombre por su elegancia y energía artística que presenta el lugar que es parte de la Fundación Guayasamín desde el 2002.
Fuente:

Más Leídas