musica - La Beriso La Beriso
domingo 28 de enero de 2018

La Beriso: de la escuela al escenario

Rivadavia Canta al País. El festival tiene una grilla para todos los gustos de la que forma parte una de las bandas de rock del momento, La Beriso, y en Escenario hablamos con su bajista, Ezequiel Bolli.

Beriso comenzó su carrera en el año 1998 en un colegio religioso de Avellaneda. Allí sus integrantes tenían que subirse al escenario del salón de actos de la institución pero no tenían nombre entonces decidieron ponerle Beriso, que era el apellido de uno de los curas del colegio.

Luego el nombre mutó a La Beriso por esa costumbre argentina de ponerles artículo a las cosas. De esta manera, en la localidad de Avellaneda, Rolo Sartorio y algunos compañeros del colegio y del barrio decidieron empezar a probar suerte en la música.

Poco a poco la banda fue aumentando en popularidad y en calidad en cuanto al sonido. Claro, el paso de los años hacía que la banda se acoplara mejor y que la experiencia de los músicos aumentara, dando como resultado una banda consolidada que lanzaba su primer disco, titulado Sólo canciones, en el 2005.

Con el paso de los años, sobre todo en Buenos Aires la banda adquirió una mayor popularidad y comenzó a desfilar por distintos lugares a tocar su música y junto con los shows apareció un nuevo disco, titulado Descartando miserias. El tercer disco de la banda se tituló Culpable (2009) y con este material lograron tocar por primera vez en el Luna Park.

Luego empezó una carrera ascendente que logró que su música llegue a distintos puntos del país y sus discos empiecen a sonar cada vez mejor, lo que hizo, por ejemplo, que fueran teloneros de los Rolling Stones, que pudieran llenar el Estadio Único de La Plata o que pudieran tocar en la cancha de River Plate.

Hoy La Beriso es una de las bandas de rock más importantes del país y estará presente el próximo jueves en el festival Rivadavia Canta al País. El bajista del grupo liderado por Rolo Sartorio, Ezequiel Bolli, recordó con Diario UNO aquellos comienzos de la banda, que este año cumple los 20 desde su creación, y habló sobre el presente del rock y de su paso por Mendoza.

–¿De dónde viene el nombre La Beriso?
–Fue un chiste que llegó muy lejos. Era el apellido del cura donde íbamos al colegio, el padre Beriso. Me acuerdo que era de esos curas bravos y nos tenía a todos cortitos. Se había armado la banda y teníamos que tocar en una fiesta del colegio y no teníamos nombres entonces le pusimos el apellido del párroco de la iglesia y después se agregó el 'la' y quedó así.

–¿Eran todos compañeros del colegio?
–Sí, la mayoría éramos compañeros, somos todos de Avellaneda. Yo cuando empecé, al tiempito que ya se habían juntado alguno de los chicos, me dijeron la dirección a la que tenía que ir a ensayar por primera vez y era a la vuelta de mi casa. Somos vecinos, compañeros, amigos y una banda de rock.

–Vuelven a Mendoza después de las vacaciones... ¿Cómo se preparan?
–Exacto, será nuestro primer show después de haber descansado y recargado pilas para este 2018. Estamos bien, con muchas ganas de darle el puntapié a este nuevo año. Es una provincia que nos ha tratado muy bien y siempre es lindo estar. A Mendoza íbamos en combi a ver qué pasaba en nuestros primeros años y ahora ser convocados a un festival es algo muy lindo.

–En el 2016 que vinieron a Mendoza agotaron entradas en Maipú y en San Martín...
–El Arena Maipú está buenísimo porque la gente está súper cómoda y se dan shows muy lindos. Hace mucho tiempo habíamos ido a tocar en un barcito en San Martín y ahora ir y que haya tanta gente fue una locura. Mendoza fue la primera provincia en la que nos sentimos cómodos después de Buenos Aires. Por eso te digo que es súper especial estar en Mendoza y en todas sus localidades porque nos gusta mucho llevarles nuestra música.

–¿Qué quieren lograr o superar este año?
–No pasa por tratar de superar sino de llevar la música y a la banda a los lugares que queramos. Los últimos años han sido increíblemente fantásticos. Poder haber hecho nuestro primer estadio en el Único de La Plata y después haber tocado en River, es inimaginable y fue una alegría poder haber vivido todo eso.

–Además cumplen 20 años como banda...
–Exacto. Estamos preparando todo para el festejo. Es un año especial para nosotros y tenemos ganas de festejarlo por todo el país que siempre nos acompañó. Tenemos muchas expectativas con eso y también con la idea de grabar un disco de aniversario con canciones viejas reversionadas.

–¿Qué balance hacés de estas dos décadas?
–Los primeros años de la banda han sido los fundamentos para ser lo que hoy somos. Es cierto que en estos últimos años nos han pasado cosas que nunca hubiéramos imaginado que nos iban a pasar. Pero el haber salido y peleado en el under hace que el camino recorrido nos encuentre hoy acá con todas esas experiencias que han logrado que estemos más unidos que nunca.

–¿Cuál creés que fue el punto de inclinación para la banda?
–Sin dudas que el disco Historias. Fue lo que nos abrió las puertas e hizo que conozcamos el país porque fue el primero que escuchó la gente en toda Argentina. Si bien es cierto que con Culpable pudimos tocar en el Luna Park, era mucha la diferencia que había entre Buenos Aires y el interior y con Historias eso terminó e hizo que podamos tocar en todos lados. El poder recorrer hace que la banda despegue un montón y que se conozca en todo el país.

–Sus shows son bastante extensos... ¿Cómo será estar en un festival?
–Eso es lo que nos gusta de hacer shows nuestros, la cuestión del tiempo. Siempre, además, intentamos tocar con una banda local para darle la oportunidad y un tinte del lugar. En cambio los festivales tienen otra parte de mística. Primero, que nos brindan la posibilidad de tocar en lugares que no habría otra manera de hacerlo. Segundo, que son muchas las familias que te vienen a ver y está bueno que la familia vuelva al rock. Y tercero, que toda la alegría de estar con tu papá, abuelo y hermanos hace que sea otro el clima y la mística de los festivales.

–¿Qué conoces de la música de Mendoza?
–Conozco varias que están muy buenas y que son bien del under. Hay mucho talento en Mendoza, es enorme, es una gran provincia y la capital es una ciudad que no tiene que envidiarle nada a ninguna del mundo. Quizás en las provincias nos gusta más conocer la música autóctona y de las raíces que lo que es nuestro género. Mendoza tiene música para tirar para arriba y hay muchas bandas que les falta empezar a girar por el país pero nosotros sabemos que cuesta muchísimo y realmente no hay ningún secreto en esto: es trabajar y tocar mucho.

–Compartiste escenario con una de tus referentes de la música, Tarja Turumen, incluso la tenés tatuada... ¿Qué recordás?
–Todavía me acuerdo del día que pasó y me río. Fue una sorpresa que hicieron entre Rolo y el manager, todos sabían menos yo. Estaba tocando muy en la mía la canción Flores y al final empiezo a escuchar en los retornos la voz de ella. La verdad no entendí nada, entonces Rolo me empuja, lo miro y atrás la veo a ella. No lo podía creer. Entré en shock porque realmente no podía creerlo pero tenía que seguir concentrado porque debía terminar de tocar el tema. Fue un verdadero honor y placer haberla conocido pero todo esto demuestra la unión del grupo. Que mis compañeros de banda, y amigos de tantos años, puedan darte una sorpresa así y tenerte presente es algo muy lindo.

–¿Cómo es Rolo como líder?
–Rolo es Rolo, es un tipo que sabe muy bien lo que quiere, es el motor de la banda. Es el gran responsable que estemos donde estamos hoy y de poder haber dado los pasos que dimos. Es un tipo de barrio que te habla directo y es un gran líder, el mejor que podíamos haber pedido. Es de esas personas que se hacen querer y todos los chicos de la banda llevamos muchos años juntos, somos una gran familia.

–¿Y como músico?
–Sus canciones han hecho que nos unamos a un nivel increíble. Cuando escribe esas canciones que a la gente tanto conmueven, cuando él la muestra por primera vez, se sienta, nos dice que escuchemos y empieza a tocarla. Siempre pienso cuánta gente se volvería loca de ver a Rolo tocando el tema de esa forma que lo hacemos nosotros. Le prestamos atención a la letra, a la melodía y si justo te pasó o te pasa lo que dice la canción te toca tanto el corazón que te lleva a otro lado y te conmueve. Lo que él hace no es una música que tengamos que agregarle algo sino que ya tiene todo un sentido. Creo que es uno de los mejores compositores del país en la actualidad.

Fuente:

Más Leídas