Musica Martes, 21 de agosto de 2018

Juglar, un nuevo espacio para el arte

Ubicado en calle Yrigoyen casi San Martín, el músico Jony Moyano abrió este lugar que albergará diversos espectáculos. El domingo actuó el dúo Orozco-Barrientos, al que se sumó Aristimuño.

El domingo, pasadas las 22.30, el dúo mendocino, uno de los más reconocidos del país, Orozco- Barrientos subía al escenario de Juglar. Este espacio cultural y gastronómico, ubicado en Yrigoyen 27, casi esquina con San Martín, donde alguna vez existió el Mercado Cooperativo Barraquero, inauguró sus puertas con este espectáculo que contó con la participación especial de Lisandro Aristimuño.

El emprendimiento fue desarrollado por Jony Moyano, músico mendocino y ex integrante de Chocogüón, que apostó a una propuesta innovadora, cargada de arte.

La ecología y el reciclaje fueron los ejes del proyecto arquitectónico. "Toda la carpintería de Juglar es reciclada. Usamos partes de barricas y hasta de una casa prefabricada que ya no podía ser habitada", señaló Moyano.

El bar cuenta con un escenario en altura, camarín para los artistas, sonido de última generación y acústica especial. De esto fueron testigos el dúo Orozco-Barrientos, que brindó un show con excelencia y con una gran complicidad e interacción con el público presente. Entre los espectadores había artistas como Paula Neder, Sebastián Garay, Elbi Olalla y Mariela Contreras, entre otros reconocidos artistas mendocinos.

Vaso de vino en mano, Tilín y Fernando interpretaron canciones de su repertorio, pero también dijeron presente las melodías del gran Hilario Cuadros y Felix Dardo Palorma. Claro que el plato fuerte, y el momento más esperado de la noche, fue cuando Lisandro Aristimuño subió al escenario.

El cantante de Río Negro, que brindó un impecable recital el sábado en el Arena Maipú, acompañó al dúo durante cuatro canciones. Luego, se colocó un pañuelo verde haciendo referencia a su postura a favor de la despenalización del aborto y felicitó a Jony, "un amigo de toda la vida junto con toda la familia Moyano".

Durante 11 meses se trabajó intensamente para poder abrir este lugar, que promete darles a los mendocinos un sitio donde puedan disfrutar de música en vivo, teatro, stand up y diversas actividades artísticas y de entretenimiento, mientras disfrutan de cervezas artesanales, buena coctelería y una excelente gastronomía.