Musica Miércoles, 28 de febrero de 2018

Juan Magán reniega de sus videoclips con mujeres "florero"

El creador del electro-latino charló sobre música, clasismo cultural, procés, machismo y nuevas tendencias sonoras.

Juan Magán.

Juan Magán, de 40 años y nacido en Barcelona, es un clásico de la música en Cataluña.

Es el segundo artista español más escuchado en el mundo sólo por debajo de Alejandro Sanz, y lo suyo no es cosa de un fenómeno emergente o fugaz. Juan Magán, un tipo que no se deja entrevistar a menudo, lleva ya muchos años (diez para ser exactos) detectando y moldeando las nuevas tendencias musicales desde lo alto de la pirámide del electro-latino, un lugar que ocupó cuando creó el género con sus propias manos, y que lo convierte en su máximo referente oficial a nivel mundial.

Pero sigue teniendo mucha hambre de éxito. Su último bombazo en las plataformas de streaming fue en Navidades con Déjate llevar, tema grabado junto a Belinda, Manuel Turizo, Snova y el productor alemán B-Case. Y ahora, en colaboración con este último, acaba de estrenar Le Encanta, un nuevo single que pronto estaremos oyendo hasta en la sopa.

-Canción que publica, canción que rompe récords. No hay quien lo pare.

-Gracias, la verdad es que me rompo el coco para que no suene todo igual, que cada canción tenga algo fresquito que descubra algo nuevo dentro de mi estilo.

-Lo difícil es proponer algo diferente en las letras, ¿verdad?

-Yo no pongo demasiado ímpetu en mis letras, no soy el mejor poeta del mundo ni tampoco pretendo serlo, porque debe haber artistas para todo. Yo hago canciones con letras fáciles de recordar, muy pegadizas, pero siempre con unos baremos de calidad y la premisa de no ofender a nadie, de ser respetuoso y divertido, jugando con los límites de lo que se debe o no se debe decir, pero siendo siempre muy correcto. Sí es complicado. Sería mucho más fácil hablar de cualquier chorrada que adoran los niños de ahora.

-¿Cómo surgió su colaboración con Belinda?

-Ella es española pero vive en México. Ha tenido muchas vertientes, y se ha guiado por las corrientes musicales que hay en el país ahora mismo. A día de hoy la música urbana latina de baile es lo que manda, y ella se ha adherido muy bien a esta corriente.

-Hablando de jugar con los límites, en el videoclip se ve cómo le ofrecen un canuto de marihuana a Belinda, y ella lo rechaza. ¿Es un mensaje anti droga?

-Para nada, que cada uno haga lo que quiera. Pero es verdad, ella no lo acepta y se va. Luego se encuentra con un chico y pasa de él, pero cuando se encuentra con una chica se queda con ella. Ese es el mensaje de Déjate llevar, haz lo que te gusta sin importarte lo que diga de ti la gente.

-Eso rompe bastante con la imagen de la mujer que se ofrece en los videoclips de música urbana latina.

-Sí, en mis vídeos intento hacer eso. Hay dos excepciones de las que siempre reniego, en las que sí que salen mujeres florero, joyas y coches carísimos. El productor de aquel momento trabajaba así, y pensó que iba a quedar muy bien. Pero nunca más voy a repetir algo así. Voy a tratar de aparecer como soy en la vida real. Si me piden poner un coche que nunca podría comprar, no quiero que salga en el vídeo. Si me piden cantar rodeado de diez mil mujeres, tampoco lo voy a hacer porque esas cosas no me pasan en la vida real. No quiero faltarle el respeto a una mujer, ni a un hombre, ni a un animal nunca más en mis videoclips.

Fuente: ABC

Dejanos tu comentario