musica - Junín Junín
domingo 14 de enero de 2018

José Vélez: "Siempre quiero estar diez puntos"

El cantante canario cerraba, junto con Los Alonsitos, el XV Encuentro de las Naciones. Una charla con este ícono de la canción romántica que lleva más de cuatro décadas sobre el escenario.

Al llamar al hotel donde estaba alojado en Córdoba, José Vélez sorprende al atender él mismo el teléfono, sin pasar por la recepción, y con el mejor de los ánimos cuenta que tras dos días en Argentina, se encuentra "maravillosamente" y listo para llegar "a mi Mendoza".

El cantante español cerraba –junto con los Alonsitos– el XV Encuentro de las Naciones, a partir de las 21.30 en el Parque Recreativo Dueño del Sol de Junín.

–¿Qué recuerdos tenés de tu última presentación en Mendoza, en octubre del año pasado?
–Tengo recuerdos maravillosos. Antes había estado hace muchos años, pero esta vez pude conocer un poco mejor Mendoza, hasta estuve en algunas bodegas. Es un lugar entrañable y la gente muy abierta, muy hospitalaria y no lo digo por demagogia, lo digo con el corazón y lo he sentido así.

–¿Cómo fue ese reencuentro con el público mendocino?
–Yo soy de los que repiten los lugares y creo que si te vuelven a llamar, es porque has dejado un buen sabor y eso para mí es lo más gratificante que te puede pasar. Que hayas dejado tus sentimientos en el escenario y que a la gente le hayas llegado al corazón con tu música.

–Esta vez no vas a presentarte en el Gran Mendoza, sino en Junín...
–En este caso me gusta porque no se va a cobrar entrada y entonces te puede ver gente que quizá no tiene los medios económicos para pagarla. Me parece maravilloso que haya gente que se arriesgue a traer artistas y que además sea gratuito. Desde que empecé mi carrera, hace 45 años, los empresarios te contrataban para actuar en los Ayuntamientos y casi siempre era gratis. Ojalá que esta noche sea todo precioso, porque va a haber gente de todas las edades.

–Es que ya son varias las generaciones que te siguen...
–Yo a veces me quedo sorprendido y es cierto que muchas de mis canciones han quedado en el corazón de mucha gente y los jóvenes, a veces por sus padres o abuelos, las recuerdan o las cantan.

–¿Creés que estas nuevas generaciones han perdido un poco el romanticismo?
–Yo creo que el romanticismo existirá toda la vida, mientras exista el ser humano. Lo que sí es cierto es que las modas cambian, la música, los sonidos cambian, pero todo al final termina en lo mismo: historias reales de amor y de desamor, es siempre igual.

–Parece que sos bastante romántico en la vida real, porque subís muchas fotos en las redes sociales con tu esposa...
–Tengo de todo, momentos de romántico y de canalla (risas).

–¿En qué lugares de Argentina te vas a presentar?
–En Córdoba, en Mendoza y en el sur del país. Después me marcho a España y de allí a Estados Unidos. Luego estaré en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria (dos días seguidos) y varios conciertos por las islas. También tengo varias ofertas para volver a Colombia, donde estuve casi un mes, pero ya veremos, porque siempre estoy dando vueltas de un lado para otro.

–Es decir que 2018 viene con muchos compromisos...
–Sí, pero no te creas que yo quiero hacer muchas cosas. Yo creo que este es uno de los mejores momentos de mi carrera porque puedo elegir, no le digo a todo que sí, como hacía antes.

–En la etapa en que había que darse a conocer...
–Claro. Ahora estoy un poco más mayor y uno sabe, por ejemplo, elegir mejor a los managers, tener tiempo de descanso...Yo recuerdo épocas en que hacía 100 ó 200 galas cada año y no tenía casi tiempo de respirar.

–Sé que tenés un afecto muy especial por Chile. ¿Vas a presentarte allá?
–Chile fue el primer país de América que me abrió las puertas. Mi canción Vino griego fue un éxito enorme y a partir de allí no dejé de ir, pero ahora hace muchos años que no voy a cantar. Por ejemplo, en octubre pasado, fue mucha gente de Chile a verme en el Arena Maipú.

–¿Cómo ves el presente de la canción cantada en español?
–En febrero voy a estar en Miami y en Nueva York y veo que hay un movimiento en que la gente de varias generaciones sigue la música en español. La música cuando es buena y el artista está bien, en óptimas condiciones y es profesional, permanece. Yo me preocupo mucho de eso, siempre quiero estar diez puntos para la gente, me preocupo del sonido, de la banda, no canto con playback jamás, todo es en vivo. Ahora hay un movimiento en muchos países en que la gente que le cantamos al romanticismo ha vuelto.

–¿Y a qué le adjudicás este fenómeno?
–Es que el amor es siempre igual, ¿verdad? Además en los últimos años se ha dado una interesante fusión entre los países de Hispanoamérica, arreglos donde se junta un bandoneón con una guitarra paraguaya, por dar un ejemplo. Esta fusión es maravillosa y que haya gente tan creativa que lo haya logrado en estos últimos tiempos.

Fuente:

Más Leídas