Musica Domingo, 1 de julio de 2018

Iván Noble: "Intento plantear charlas de sobremesa"

El músico debuta como entrevistador en el programa Proyecto alma, que lleva tres temporadas, y se emitirá desde mañana, y todos los lunes, desde las 20

El cantante Iván Noble estrena a las 20 en Canal (à) el ciclo Proyecto alma, donde entrevistará a 13 personalidades del mundo de la música, el periodismo, la actuación, la gastronomía y el arte.

Mientras concluye con la gira de Al fin solos, su espectáculo solista donde reversiona su repertorio en formato acústico, y mientras espera para volver a grabar su nuevo disco, Iván Noble se dio gusto de editar un libro (Como el cangrejo) y de estrenar un programa de entrevistas que saldrá a partir de mañana por Canal (á) (www.canalaonline.com) y luego on line en radio Berlín. Hablamos con el músico y nos contó sobre la experiencia de ponerse en la piel de entrevistador y desde qué lugar lo hizo.-Contanos de Proyecto alma...-Es un ciclo de entrevistas que están planteadas como charlas más que como entrevistas. En el sentido de que yo tengo tres o cuatro tópicos, dependiendo del invitado, para desarrollar. Lo que intenté y creo que salió bastante bien es lograr ese clima de charla de sobremesa. Yo no soy entrevistador, no es mi oficio, pero sí fue muchos años (y lo sigo siendo) entrevistado. Creo conocer un poco el paño de lo que siente el tipo al cual le están haciendo una entrevista. Y quería evitar lugares comunes que por lo general ocurren en las entrevistas. Las preguntas que incomodan o que aburren. Y platear las charlas desde un clima casi de sobremesa.-Natural digamos...-Además, otra cosa que está bueno es que son entrevistas que no tienen que ver con la coyuntura. Es decir que no es que viene un actor a hablar solo de su obra de teatro o un músico sobre su último disco, son charlas genéricas. Y la estoy pasado muy bien. Hoy grabo la décima, van a ser trece...-¿Sale semanal?-Sí, todos los lunes, a las 20 por Canal (à). Al otro día de que salga al aire por el canal va a poder verse en la página de radio Berlín.-¿Qué entrevista te impactó o conmovió de las que ya grabaste?-Me cuesta mucho elegir. Algunas por algunos motivos y otras por otro. Julieta (Ortega, madre de su hijo), Inés Estévez, Diego Peretti, Donatto De Santi, David Lebón, Luis Novaresio, Pablito Aimar, ahora tengo que hacer con Alejandro Dolina que para mí es un placer muy grande, Pedro Aznar, Felipe Pigna... Dalia Gutmann son algunos de los que me estoy acordando.-En el caso de Novaresio, que es entrevistador, ¿te costó?-Asumo el rol de entrevistador amateur. No me siento presionado porque al no ser mi laburo específico, como te decía antes, lo que intento es transformar esa entrevista en una charla. La diferencia es que, por lo que me parece a mí, es el tono de lo que se dice y con la cosa tal vez un poco más de entrecasa. Y se dieron, en todos los casos, momentos de intimidad y complicidad que estuvieron muy bien. Agradezco poder haber tenido estos momentos. Y como es un ciclo que va por un canal donde no hay exigencias ni apuros, eso también te permite laburar con una libertad muy grande. Cada entrevistado estuvo ahí porque yo lo elegí y porque tenía ganas de charlar con él. No es un ciclo de entrevistas pautadas donde caen de rebote. Son toda gente con la que tenía ganas de charlar por algún motivo o por otro.-¿Alguno pendiente?-La lista la armamos con la producción pero yo en principio di una lista de gente que quería tener y por suerte mucha de esa gente está. Nos quedó gente afuera porque son solo trece capítulos. Ojalá tengamos una segunda y en ese caso tal vez estén.-¿Te sentiste más cómodo entrevistando a músicos?-No, no necesariamente. Yo quería evitar que haya preponderancia de músicos, porque si no iba a parecer una cosa más de club de amigos y quería evitar eso.-¿Cómo te llevás con las redes sociales?-¡Cómo puedo! Cuando estoy aburrido salgo a contestar. Las redes no hay que tomarlas muy en serio. Hay que pasar un rato por ahí cuando uno está aburrido, cuando está en el baño o cuando falta un rato para que empiecen los partidos. Comunicar lo que uno hace y no mucho más que eso.