musica musica
viernes 18 de mayo de 2018

Flaco Gil presenta su nuevo disco

El rey del pop melódico estará este viernes a las 21.30 en la Nave Cultural, con un show imperdible, mostrando Te encontré

Si bien su nombre es Marcelo Gil Sánchez, todos lo conocen como Flaco Gil. El artista que poco a poco, con su expresividad y manejo del escenario inconfundibles, fue convirtiéndose en uno de los exponentes del pop melódico más importantes de Mendoza. Ahora, después de un año de intenso trabajo y producción, vuelve a los escenarios para presentar su segundo disco Te encontré.

La cita será este viernes, a las 21.30 en la Nave Cultural (España y Maza, Mendoza capital), el valor del ticket es de $150 y contará con artistas invitados entre los que se destacan las cantantes femeninas Eugenia Bustelo y Federica Carbini, quiénes cantarán a dúo junto al Flaco, y los productores y músicos Nicolás Bauzá y Javier Segura.

Te encontré llega tras el éxito de Otra vida, el primer trabajo discográfico de el Flaco que se caracterizó por tener una gran impronta en el género melódico. Este nuevo álbum se vuelca, en cambio, al género pop y cuenta con la producción de Nicolás Bauza y la participación de los músicos que actualmente lo acompañan en las presentaciones en vivo: Martín Resquin (bajo),Federico Prieto (guitarra), Lua Castro (voces),Juan Martínez (batería) y Diego Palomino (teclas).

En medio de los últimos preparativos para el show, el Flaco conversó con Diario UNO sobre lo que se vivirá esta noche, su nuevo CD, Sandro de América y su incursión en el reggaetón.

–¿Qué podés adelantarnos sobre el show?
–Este show lo venimos preparando desde principio de año y en el vamos a hacer la presentación de Te encontré. Este material formó parte del trabajo de todo el año pasado y recién ahora vamos a presentarlo en vivo.

–¿Cómo es Te encontré?
–Es un disco que va por el lado del pop. Está producido por Nicolás Bauza y consta de siete tracks. Es bastante diferente del primer disco que también era melódico, este, en cambio es totalmente popero. Los temas son todos de mi autoría y hasta me animé a hacer un reggaetón que se llama Si tu supieras.

–¿Cómo fue animarse a cantar reggaetón?
–Habíamos largado un tema que era más pop, de pronto lo empezamos a modificar, a cambiar el ritmo y quedo como un rock melódico pero con mucho reggeatón. Yo diría que es un reggeatón con lenguaje nuestro pero que tiene todos los elementos propios de este género su ritmo, su formato. Para hacerlo más explosivo invitamos a una artista mendocina a colaborar con esta canción.

–¿Cómo fue ese paso del estilo melódico al pop?
–El salto se da porque yo cuando cantaba melódico también estuve en una banda de rock y ahí empecé a disfrutar mucho el rock, a sentirme muy cómodo cantando ese género y, en función de eso, una vez que me puse a componer las canciones se me iban por ese lado. Nos pusimos a laburar encasillados en ese estilo aunque ya lo había mostrado un poco en mi primer disco. Por supuesto que hoy haremos un repaso por temas del primer disco y también covers melódicos. Vamos a hacer una especie de conexión con lo viejo.

–¿Cuál es tu estilo actual después de este cambio?
–Es un pop melódico por la forma de contar las historias, la forma de componer y de escribir y además porque aún no me desligo completamente del melódico, por eso diría que la mejor definición es pop melódico, no va por otro lado.

–¿Cuáles son tus influencias?
–Mi gran inspirador es Sandro. Lo loco es que lo descubrí tarde pero me encantó. Sandro es un artista único, un genio que tiene la habilidad de pasar por el melódico y el rock.

–¿Tenés algo de Sandro?
–Sería muy vanidoso pero creo que soy super histriónico cuando subo al escenario así que en ese aspecto podría decirse que tengo algo.

–¿En qué te inspiras para escribir tus canciones?
–En historias pasadas, en historias presentes y en muchísimas fantasías futuras. Sueño fantasías y las escribo luego en una canción.

–¿Cuál es tu fantasía futura?
–Encontrar el amor que uno tanto idealiza. En mis canciones le canto al amor,soy un romántico empedernido y no me avergüenza decirlo.
Fuente:

Más Leídas