musica musica
sábado 10 de marzo de 2018

Eduardo Schmidt, el ex líder de Árbol

El cantautor y multiinstrumentista estará el próximo viernes en Mendoza para presentar su nuevo trabajo discográfico Loco y tocará algunos de los éxitos de la banda Árbol.

Trenes, camiones y tractores, Pequeños sueños, Chikanoréxica y Prejuicios (Osvaldo), son canciones que marcaron una época y que coparon todas las radios del país. Hoy, a más de 10 años que salieron esos temas, siguen estando en el inconsciente colectivo de muchos jóvenes y otros no tanto que recuerdan aquellas canciones.

Esa banda era Árbol, liderada por Eduardo Scmidt, que se separó hace ya 12 años, en el 2006. Su líder y creador continuó con su carrera musical de solista y, también tras una docena de años de lanzar su carrera, volverá a Mendoza a presentar sus canciones nuevas.

Por su puesto que en su show no pueden faltar aquellos clásicos de Árbol que catapultaron a esta banda a copar y liderar todas las radios del país.

El multiinstrumentista se presentará el próximo viernes 16 en Dee Dee Rock Club, la pista de Rock de Grita Shhhh, (Ruta Panamericana 7010, frente a los caracoles de Chacras).

–¿Cómo será el repertorio?
–El repertorio es divertido, por supuesto que tocamos gran parte del último disco, canciones de los dos discos anteriores, hacemos algunos covers y los clásicos de Árbol.

–¿Venís solista o con banda?
–Eso es lo distinto a otros shows porque ahora estoy yendo con mi banda de hace varios años. Vamos con un autito y hacemos gira, ahora estaremos en San Luis y Mendoza. Estuvimos el fin de semana pasado haciendo una gira con ocho shows en seis días por Salta, Tucumán, Santiago del Estero y Córdoba.

–¿Cómo fue el paso de banda a solista?
–Lo que más se nota es la enorme diferencia entre estar en una estructura más grande con compañías discográficas que en este formato. Como banda independiente ahora lo que me pasa es que tengo que inventar el camino mientras lo voy haciendo. Una de las estrategias es hacerlo al revés de lo que sería cotidiano porque es muy costoso viajar pero el salir en auto con la banda también es más fácil.

–¿Cómo te llevas con los avances tecnológicos referidos a la música?
–El disco físico tiende a desaparecer pero yo vendo muchos en los shows porque se los llevan como recuerdos. Mis seguidores saben que con eso ayudan a pagar litros de nafta para la gira (risas). Igual tantas digitales han ayudado a que siga siendo cada vez más importante el show en vivo.

–¿Por qué?
–Es que es todo tan virtual que el show sigue siendo como irrepetible. Podes armar un DVD tremendo y subirlo a YouTube pero nunca va a ser como un show en vivo por la gente con la que estás ahí. Pasa que del show más groso que has visto no te acordás la lista de canciones sino que te acordás que la pasaste bien o que te sentiste identificado con las letras. Entonces creo que por eso se le está dando más valor al show en vivo. Lo que también es cierto es que la gente está más dispersa y con tanta data que cuesta traerlos para tu lado porque hay momentos que apretamos un clic y vemos demasiadas cosas.

–¿Crees que es más fácil lograr el éxito ahora?
–Hay muchas bandas que sacan un tema y la pegan y también el que saca un disco y la pega. Antes recién al segundo disco empezaban a hablar de la banda y al tercero podías consagrarte. No sé si es más fácil pero puede ser más accesible con tanto digital.

–Canciones como Chikanoréxica u Osvaldo tienen una letra con un trasfondo social que hoy, a 10 años de su creación, sigue estando vigente...
–Hay algunas cuestiones de algunas temáticas que siguen subsistiendo. Chikanoréxica lo sigo haciendo en los shows más que nada por la composición, el ritmo y lo que le aporta al show. Es cierto que habla de los problemas alimentarios y de varias contradicciones que padece la sociedad porque hay gente que no tiene para comer. Igual no sé si sigo pensando lo mismo que lo que escribí en ese momento pero al show le sirve.

–¿Te pasa eso de tocar temas porque la gente los pide aunque no tengas ganas?
–Si la gente pide un tema que no tengo ganas de tocar, la verdad que no lo toco.

–El jueves se conmemoró el Día de la mujer... ¿Qué opinás sobre el tema?
–Es un tema muy complejo, es importante lo que están haciendo las mujeres. Nos pasa a nosotros, a los que tenemos mas de 40 años, que estamos aprendiendo. Hay cosas que no conocíamos del comportamiento mismo, hay gente que habla de micromachismo y de algunas cuestiones que por ahí ni siquiera somos conscientes que las tenemos.

–¿A qué te referís?
–A mí me pasa con mi hija. Ella tiene 21 años y está muy metida en el tema. Hay muchas observaciones que me hace y que no las entiendo hasta que me las explica. Por eso digo que es un momento muy importante y es momento en que los hombres escuchemos y aprendamos. Tenemos que tomarlo como un momento de reflexión porque vamos a poder hablar mas críticamente de la cuestión, tanto hombres como mujeres. Hay fuertes críticas por cierta vehemencia en el movimiento pero hay algunas cosas que para ser escuchadas tienen que ser dichas en voz alta.
Fuente:

Más Leídas