musica - Guaymallén Guaymallén
sábado 02 de junio de 2018

Bela Lugosi estrenará su nuevo disco

Regreso. La banda mendocina realizará esta noche, a las 21.30, en el Espacio Cultural Julio Le Parc, la presentación de El día después

Bela Lugosi, la banda mendocina que ha sabido imponerse y perdurar en el tiempo, tanto a nivel nacional como internacional, vuelve a los escenarios para presentar su último trabajo discográfico. El trío compuesto por Marcelo Zoloa (guitarra y voz), Manolo Pereiro (batería y percusión) y Pablo Martínez (bajo) estará hoy, a las 21.30, en el Espacio Cultural Julio Le Parc (Mitre y Godoy Cruz, Guaymallén).

En esta oportunidad la banda realizará el lanzamiento oficial de su séptimo álbum de estudio, titulado El día después, que cuenta con diez tracks, nueve canciones inéditas grabadas en vivo, de forma simultánea, en el icónico estudio de grabación Zanessi, en Mendoza, y además un cover en español de la canción de REM The One I Love.

El show de la banda, que desde su nacimiento en 1993 ha tocado en diferentes lugares del país como San Luis, San Juan y Córdoba, Villa Gesell, Pinamar, San Bernardo, Mar del Plata, y hasta en Chile y México, contará también con la apertura del grupo Boca de Pez.

Antes de la presentación, Escenario diálogo con Marcelo Zoloa (guitarra y voz) sobre el nuevo material, la carrera, la convivencia a lo largo de los años y su opinión acerca de las bandas mendocinas actuales.

–¿Cómo describirías el nuevo disco?
–Está bastante ligado a las canciones con espíritu más folk, más aprehensivo en algún punto. Por primera vez tiene también una versión de una canción de REM en español aunque no es tanto un cover sino una interpretación nuestra con nuestro sello. Diría que este álbum es más natural, suena más natural. Además es el primer disco que grabamos en Mendoza desde 2004 y eso lleva también una connotación especial, el hacerlo en nuestra tierra, con las montañas como escenario, es otra cosa.

–¿Por qué el nombre El día después?
–Es una metáfora de cada uno de nosotros y del momento que está viviendo la banda. Nuestro último disco fue un trabajo más conceptual, basado en libros donde pusimos en juego un montón de emociones, de riesgos y más sabiendo que en la actualidad un disco conceptual es casi un suicidio comercial. Pero este material nos hizo madurar artísticamente y nos puso en una situación de rock adulto. Después de eso viene justamente El día después. También es el nombre de una de las primeras canciones que compusimos en la que ya se ve nuestro lado más folk. La tapa del disco también refleja esta situación. El día después sería como un nuevo rumbo, una nueva forma de mostrar nuestra música.

–¿Ha cambiado el estilo desde el nacimiento de la banda, en 1993, hasta ahora?
–No sé si en estos casi 25 años de grupo el estilo cambió porque nuestra música siempre fue la misma, no es que hicimos reggae y después balada. El cambio fue personal. Lo que pasa ahora en Bela no es muy distinto a lo que pasaba mucho tiempo atrás cuando grabábamos el primer disco en 1993 y éramos fanáticos de Zumo. Hoy tocamos mejor, grabamos mejor, componemos mejor pero la evolución se ha ido dando en lo que ya hacíamos de antes nada más que ahora lo hacemos mejor.

–¿Cómo ha sido la convivencia de la banda durante todos estos años?
–La banda es como una relación de parejas con sus altibajos, sus crisis, con momentos de felicidad y otros no tanto. Somos amigos, hemos tocado para muchísima gente y a veces para muy poca, en festivales o en bares, no creo que se haya modificado el espíritu de la banda y eso es lo que más orgullo me da. Nuestro objetivo siempre ha sido hacer música y no pensar en cosas colaterales. Hemos entregado la vida a la música y la música nos ha dado vida también. Creo que este viaje no ha sido en vano. Estar tanto tiempo juntos nos da la satisfacción de aún hoy poder generar canciones que sigan reflejando nuestra esencia.

–¿Cuál es la marca registrada del grupo?
–Cada grupo hace lo que puede. Nosotros hemos tenido mucha suerte en el camino. Fuimos muy afortunados de que siempre la gente indicada se interesó por nuestra música. Pero, lo más importante, es que me gusta pensar que la banda sea considerada una banda honesta. Nunca fuimos detrás de las modas, siempre fuimos coherentes con nuestro estilo. Podemos mirar nuestros discos pasados y no arrepentirnos de las canciones que hicimos. Nuestra esencia sigue siendo la misma y eso es una marca, no sé si hacia los demás pero sí para nosotros mismos.

–¿Como ves el rock mendocino actual?
–Mendoza es un lugar con una personalidad muy interesante, el hecho de estar rodeados de montañas interviene en la forma de crear. Ojalá que todas las bandas que están teniendo mucho éxito y notoriedad puedan permanecer porque no se trata de un éxito, sino de permanecer en el tiempo.
Fuente:

Más Leídas