Musica Sábado, 8 de septiembre de 2018

Ana Prada cruza el charco

La cantautora uruguaya regresa a Mendoza para repasar todos sus éxitos. La cita es este domingo, a las 21, en el teatro Selectro.

La cantante Ana Prada se presentará en Mendoza en el teatro Selectro (Capitán de Fragata Moyano y 9 de Julio, Mendoza capital) a las 21. Ana Prada es una mujer del litoral uruguayo que con sus canciones, su personalidad y su compromiso ha recorrido diversos escenarios de gran parte de Latinoamérica y Europa.

A través de sus tres discos como solista: Soy sola, Soy pecadora y Soy otra, demuestra una visión particular de las cosas, con una mixtura de sensaciones y melodías que se hacen eco en su música. Estas melodías y ritmos son parte de su enfoque personal. Prada es una artista con voz propia que utiliza la música como medio de lucha y representación de los derechos humanos y de las mujeres.

En esta oportunidad que visitará la provincia no lo hará sola como en otras ocasiones, sino que estará acompañada por la banda completa: Ariel Polenta, en teclados; Juan de Benedictis, en guitarras; Julián Semprini, en batería y Pablo Giménez en trombón y accesorios.

"He ido muchas veces a Mendoza. He estado en el Americanto, en salas grandes, chicas; me ha ido muy bien siempre y he tenido la suerte de presentar mis tres discos. Los espectáculos se hacen generalmente en las principales capitales y Mendoza es una de ellas. La provincia tiene un público muy exigente porque está acostumbrado a buenas cosas. Me ha pasado que en algún momento me advirtieron de que el público mendocino era tímido, que no se prendía y, por el contrario, me parece un público sumamente cálido, hasta incluso hemos coreado algunos temas juntos", comenzó contando la cantante en diálogo con Diario UNO.

Soy sola, su primer disco, abrió las puertas de su carrera como compositora y cantante solista en el año 2006. Fue editado en Argentina, España y Uruguay con excelentes críticas por parte de la prensa especializada y fue nominada al Premio Gardel y los Premios Graffiti. Así se afirmó entre los mejores exponentes de una nueva generación de cantautores del Río de la Plata.

Su segundo disco, Soy pecadora, instaló una especie de "anapradismo" regional: en Brasil (lanzamiento de su clip en MTV y conciertos en las principales ciudades); Colombia (presentación en el FICIB 2010); Argentina (festejos del bicentenario en la Plaza de la Independencia; "Latinoamérica con voz de mujer" transmitido por la TV Pública a toda Latinoamérica, varias presentaciones en toda la extensión territorial); Chile (soundtrack de la película Salvarte, de Bernardo Palau, y conciertos en vivo en la Sala Gabriela Mistral y Nescafé de las Artes junto a Nano Stern).

En Europa ha girado por gran cantidad de ciudades de España, se ha presentado en Estocolmo y Copenhague y fue invitada a participar en el Homenaje a Benedetti en el Festival BarnaSants, Barcelona.

"Ahora estoy presentando el show Renovarse, que lo hemos estado tocando por distintos lugares como en Buenos Aires y también en el interior. Soy una agradecida y nunca pierdo la noción de la suerte y la alegría de poder trabajar de lo que a uno le gusta, compartir canciones y trabajar con el lado más lindo de las personas. Cuando vas a un concierto vas predispuesto a pasarlo bien", expresó Prada.

Con artistas de la talla de Paulinho Moska, León Gieco, Rubén Rada, Fernando Cabrera, Kevin Johansen, Jorge Drexler, Liliana Herrero, Lisandro Aristimuño o Teresa Parodi, ha compartido escenario y estudios de grabación.

El 2010 fue un año consagratorio en su carrera, con un cierre de oro, en el Teatro de Verano de Montevideo convocada por la ONU para el festejo internacional de los derechos humanos.

En el 2013 editó su tercer disco solista, Soy otra, y paralelamente mantuvo sus presentaciones y luchas para promover los derechos de las niñas y niños migrantes y refugiados de Unicef. Participa en eventos relacionados a la mujer para sensibilizar y difundir los servicios existentes contra la violencia de género y trata de personas. Donde tiene la oportunidad, Ana Prada interactúa con las mujeres, trabajando por la construcción del poder femenino en toda Latinoamérica. Con su música se ha convertido en la voz de las que no tienen voz.

"Yo soy una mujer ya andada que en la vida ha pasado muchas cosas. Cuando compongo trato de reflejar lo que yo veo de la realidad, hay otras mujeres que se sienten identificadas y ahí se genera esa cosa de tomar mis canciones como símbolo de la lucha de varios colectivos. Yo en realidad cuando escribo lo hago más filosóficamente refiriéndome a la mujer a lo largo de la historia de nuestras civilizaciones. Siempre los hombres han tenido la voz cantante, a ellos se les permiten más cosas y las mujeres por cualquier cosita ya caemos en pecado. Desde Eva que mordió la manzana caímos todas en desgracia: la curiosidad está mal, el deseo está mal. Siempre es un poco más exigente la normativa. Cuando yo escribí no lo hice pensando que me iba a poner una lucha al hombro", explicó Prada.

"Cuando empecé a hablar, obviamente que mi lucha también colabora con las luchas de otros colectivos que quieren visibilizar las cosas de otra manera y yo lo apoyo. Simplemente el hecho de poder subirme al escenario y cantar mis canciones, andar viajando sola por ahí sin un hombre al lado es algo que se conquistó relativamente hace poco para la mujer. Teníamos que pedir permiso a nuestros maridos o padres para que nos dejaran trabajar. No podíamos tener ni una cuenta bancaria, propiedades; entonces creo que si no fuera por las luchas de un montón de mujeres valientes que la pasaron mal no hubiéramos logrado ni siquiera tener opinión, votar, ni ser tomadas en cuenta en el sentido de que nuestro pensamiento también vale", argumentó la cantante.

Con respecto a otro tema polémico y de gran coyuntura social, como lo es la legalización del aborto en Argentina, Ana expresó: "Yo no estoy promoviendo el aborto diciendo "¡Chicas, vamos a abortar!", me parece que es una situación espantosa, traumática y desgarradora, no sólo para la niña, mujer o adolescente que lo tiene que pasar sino también para todo su contexto y su futuro porque eso no te lo sacás más de arriba. Es una situación de vulnerabilidad espantosa porque nadie llega a esa decisión porque sí y si lo hace tiene que tratarse porque está mal de la cabeza. Al legalizarlo, lo podés controlar, porque no sólo evitás que se muera la madre, sino que evitás barbaridades que también suceden. En Uruguay se aprobó un paquete de educación sexual y reproductiva en el cual se encuentra el aborto. Además se la ampara a la mujer con esta ley, de que no sea señalada como delincuente o que muera infectada por ahí por un aborto clandestino, porque esto es un negocio, todo lo que es ilegal es un gran negocio. Que yo esté a favor de la legalización del aborto no es que quiera que salgan todas corriendo a abortar", sentenció Prada.

Para finalizar, la cantante uruguaya contó sus expectativas a futuro con respecto a su carrera profesional.

"La meta de un cantor siempre es seguir haciendo canciones, discos, y tener fuerza para seguir trabajando. Hasta que sea viejita, es mi meta y sueño. Después en esta etapa de mi vida estoy bien, estoy viviendo en el campo con animales, estoy bien afectivamente y en pareja, estoy muy feliz porque he alcanzado un montón de cosas y metas que quizás ni me las había propuesto. Soy una agradecida en ese aspecto de la vida porque me ha dado demasiado. Quiero que la gente venga al show y nos riamos y que se vaya más contenta de lo que vino. Será un show en el que voy a recorrer canciones de mis tres discos y también un ramillete de canciones nuevas que van a estar en el próximo; además voy con toda la banda a Mendoza, hacía mucho que no lo hacía", cerró la uruguaya.

Más noticias