mundo - Cuba Cuba
jueves 19 de abril de 2018

Tras seis décadas, la dinastía Castro ya no gobierna Cuba

El elegido para suceder a Raúl Castro es Miguel Díaz-Canel, un ingeniero electrónico que nació después de concretada la revolución en la Isla.

Sus vecinos lo recuerdan como aquel "buen muchacho" que andaba en bicicleta. Miguel Díaz-Canel condujo sobre ruedas su militancia en el Partido Comunista y se alista para suceder a los Castro en Cuba, tras seis décadas de revolución.

Criado en Santa Clara, al este de La Habana, este ingeniero electrónico de 57 años nació después de la revolución y no porta los galones ni la fama de sus antecesores triunfadores de 1959.

Gusta de los pantalones jeans y Los Beatles. Y quienes han alternado con él, confían en su buen trabajo.

"Para mí es un dirigente de pueblo, un dirigente de masas. Cuando él dirigió el partido aquí fue sensacional porque ni tenía hora (de salida) y estaba en todos los lugares", recuerda José González, un jubilado de Santa Clara.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, profesor universitario a inicios de su carrera, fue miembro del buró nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas y primer secretario del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC) de la provincia de Villa Clara en 1994, golpeada como el resto del país por la crisis que generó el fin del subsidio soviético.

"Es un gran muchacho, buena gente porque yo me acuerdo que la cafetería esa que está ahí, él fue el que la hizo y siempre estaba ahí metido en bicicleta y en short", cuenta a la AFP el excombatiente Pablo Alfonso, en Santa Clara.

Ante la falta de combustible en la época, la bicicleta fue el medio común de transporte, a la que un austero Díaz-Canel apeló.

En 1992, el diario Juventud Rebelde destacó su "figura de Apolo y su brillantez cuando le tocaba hablar en público", además de su "fuerza, ímpetu y ternura".

Hoy, con el cabello cano, fue propuesto formalmente como el candidato único para suceder a los hermanos Fidel Castro y Castro.

La propuesta ya está en manos de la Asamblea Nacional, que deberá votar el planteamiento.

Su historia
En 2003, mientras servía en Holguín (noreste), hizo su entrada entre los 15 miembros del selecto Buró Político, centro del poder en la isla.

En 2009, Raúl Castro, que había heredado hacía tres años el poder de su hermano enfermo Fidel, le confió el Ministerio de Educación Superior. En marzo de 2012 accedió a una de las ocho vicepresidencias del Consejo de Ministros.

Entró al Consejo de Estado en 2013, al puesto de primer vicepresidente, supliendo al histórico José Ramón Machado Ventura. Proyectó una imagen moderna, abogando por una mayor apertura a internet y una prensa más crítica.

El nuevo presidente tendrá que consolidar las conquistas de la revolución y continuar la transición económica iniciada por Raúl, además de conducir la política de la isla frente a la agudización del bloqueo de Estados Unidos y el retorno de Washington a un lenguaje de confrontación.

"No es un advenedizo ni un improvisado", dijo Raúl, elogiando sus tres décadas de leal servicio y "sólida firmeza ideológica".

Se ha esmerado en evitar toda polémica, dar entrevistas y en hablar solo en actividades públicas. Padre de dos hijos de un primer matrimonio, Díaz-Canel se casó después con Liz Cuesta, una académica en cultura cubana.

A las puertas de una fecha trascendental
"Me asiste la honrosa misión, en nombre de la Comisión de Candidaturas Nacional, de proponerles para presidente de los Consejos de Estado y Ministros de la República de Cuba al compañero Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez", dijo ayer su presidenta, Gisela Duarte, a la Asamblea Nacional.

Tras el anuncio, Díaz-Canel y Castro, en primera fila de la sala, se abrazaron. Habían ingresado juntos y ocupado sus asientos como diputados en el Palacio de las Convenciones de La Habana. La sesión se reanuda hoy. La fecha corresponde al 57º aniversario de la victoria en Bahía de Cochinos, cuando fueron derrotadas las tropas anticastristas.
Fuente:

Más Leídas