mundo - moda moda
martes 03 de julio de 2018

Taleedah Tamer, la primera top model saudita

Con solo 18 años debutará en la Semana de la Alta Costura de París donde quiere ser un ejemplo para su país

Taleedah Tamer va camino de convertirse, con solo 18 años, en la primera top model saudí de la historia. Estos días debuta en la Semana de la Alta Costura de París, que ha empezado el domingo, y a la que llega con su primera y recién estrenada portada internacional bajo el brazo. Se trata de la prestigiosa revista Harper's Bazaar Arabia, que en su número de julio/agosto la presenta así: "Puede que todavía no hayas visto su cara, pero pronto lo harás".

Tamer nació en Yeda, a orillas del mar Rojo, y allí creció rodeada de una interesante mezcla de culturas y etnias. Su padre, Ayman Tamer, es el presidente de una importante empresa de bienestar y belleza en Arabia Saudí —el Tamer Group—y su madre, Cristina Tamer, es una exmodelo italiana, que también debutó a los 18 años y que trabajó Giorgio Armani, Gianfranco Ferré y La Perla. Su ADN saudí e italiano le ha impreso una belleza exótica no pasa desapercibida. "Tengo unos rasgos bastante marcados, que realmente me gustan. Al principio pensaba que era un defecto, pero cuando aprendí a entender mi cara y lo que funciona en las imágenes me di cuenta de que mis facciones son lo que más me gusta" explica en su entrevista con la edición árabe de la revista internacional.

Ahora intenta dar el salto a las pasarelas del mundo con una meta: ser un ejemplo para su país. Su debut llega en un momento trascendental para las mujeres saudíes, que finalmente pueden conducir en su territorio —desde hace apenas una semana—, aunque aún no pueden casarse, estudiar en la universidad o viajar al extranjero sin el permiso de un varón. Tamer combina su herencia saudí con una perspectiva internacional que representa la auténtica globalización de la moda. "Parece el momento perfecto para que la industria se abra", afirma.

Embed

My lover

Una publicación compartida por Taleedah Tamer (@taleedah) el


Ella ofrece un nuevo retrato del estilo saudí y el ambiente esquivo de la moda dentro del reino del desierto. Es hora de revalorizar lo que se esconde debajo de la abaya —prenda tradicional, una especie de túnica larga hasta los pies que se coloca sobre la ropa­—. La joven modelo tiene la oportunidad de ser una de las protagonistas de una época histórica histórico y no quiere desaprovecharla. "Cuando era pequeña no pensaba en el hecho de no ver a mujeres saudíes en las portadas de las revistas o en sesiones de fotografía, pero a medida que fui creciendo me preguntaba: ¿Por qué esas mujeres no se parecen a mí? ¿Por qué no se puede ser modelo de una forma respetuosa con nuestra cultura?", explica, para concluir: "Ser una de las primeras te hace representante de una comunidad más grande y eso le añade presión". También rechaza los estereotipos que pretenden definir a sus compatriotas y para ella la belleza trasciende la cultura, las razas y las convenciones: "Quiero representar a las mujeres saudíes que son hermosas y fuertes".

Embed

Au revoir ✌

Una publicación compartida por Taleedah Tamer (@taleedah) el


Su ídolo es la princesa Ameerah al Taweel, rebelde y rompedora. Y para ella ser saudí es una parte importante de su identidad. "Me ha enseñado mucho", asegura. "Me gusta cómo la cultura es reservada pero también de mente abierta, y aunque las personas son conservadoras, son extremadamente educadas y conscientes. Veo eso mucho", añade.

Embed

Thank you @riccardoriandephoto

Una publicación compartida por Taleedah Tamer (@taleedah) el

Se define como "aventurera, de mente abierta e intelectual" y busca inspiración para triunfar en las pasarelas en otra figura fuerte: la brasileña Gisele Bündchen. Para Tamer la moda consiste en "expresar tu estilo individual y vestir lo que dice tu personalidad, para que estés cómodo y seguro".

Visita Grecia, donde vive su abuela materna, cada verano y adora pasar el tiempo en las playas de sus paradisíacas islas. También viaja a Italia a menudo, de donde es originaria su madre, con quien mantiene una relación estrecha y quien le ha marcado el camino del éxito. "Me ha enseñado cómo desfilar y muchas otras cosas. Pero sobre todo me ha hecho entender que lo más importante en este mundo es ser amable con todos, ser profesional, hacer que la gente se sienta a gusto y dar lo mejor de uno mismo dentro de sus capacidades", declara la modelo.

Fuente: El País
Fuente:

Más Leídas