mundo - abuso sexual abuso sexual
viernes 29 de junio de 2018

Suman 5 los obispos echados por el Papa

La Santa Sede anunció en un comunicado la dimisión del obispo de Rancagua, Alejandro Goic Karmelic, de 78 años, así como del obispo de Talca, Horacio del Carmen Valenzuela Abarca, de 64.

El papa Francisco aceptó la renuncia de otros dos obispos chilenos, que ya suman cinco, dando así continuidad a las sanciones de la jerarquía de la Iglesia chilena acusada de encubrir o ignorar los abusos sexuales a menores.

La Santa Sede anunció en un comunicado la dimisión del obispo de Rancagua, Alejandro Goic Karmelic, de 78 años, así como del obispo de Talca, Horacio del Carmen Valenzuela Abarca, de 64.

Todo el episcopado chileno había presentado conjuntamente su dimisión el 18 de mayo tras una serie de encuentros con el papa Francisco en el Vaticano, un paso inédito en la historia reciente de la Iglesia católica.

El papa Francisco aceptó recientemente la renuncia de tres obispos chilenos, el controvertido Juan Barros, al que había defendido durante su viaje en enero a Chile, y dos obispos de más de 75 años que alcanzaban la edad para retirarse.

Barros está acusado de encubrir los abusos sexuales reiterados del influyente sacerdote Fernando Karadima, condenado en 2011 por el Vaticano a una "vida de oración y penitencia", luego de que la justicia local declarase prescritos los cargos por abuso sexual.

Goic Karmelic presentó su renuncia hace 3 años por su avanzada edad, pero el Papa no se la aceptó. Su salida se produce en medio de un escándalo sexual en la Diócesis de Rancagua tras la suspensión de 14 sacerdotes de su región.

El ahora ex obispo de Talca, fue uno de los discípulos de Karadima, influyente religioso reconocido como formador de obispos.

Karadima fue suspendido de por vida en 2011 por el Vaticano por los abusos sexuales a menores que cometió en la parroquia del exclusivo barrio de El Bosque en Santiago, entre 1980 y 1990.

Valenzuela es señalado por las víctimas de Karadima como uno de los religiosos que habría ignorado o encubierto los abusos cometidos por Karadima al igual que Barros.
Fuente:

Más Leídas