mundo - Bolivia Bolivia
martes 03 de abril de 2018

Repartía el Libro del Mar boliviano, lo echaron de su trabajo en Chile y pide asilo

Alfonso Ossandón indicó que inició el trámite correspondiente ante el Consulado de Bolivia en Chile el pasado 1 de marzo y que ya está en Bolivia.

El chileno Alfonso Ossandón, despedido de una escuela pública de su país por haber repartido allí ejemplares del Libro del Mar, que reúne los argumentos del centenario reclamo marítimo del país del altiplano, informó que pidió asilo en La Paz al sentirse perseguido en su propia nación.

En declaraciones a la radio estatal Patria Nueva, Ossandón indicó que inició el trámite correspondiente ante el Consulado de Bolivia en Chile el pasado 1 de marzo y que se encuentra en territorio boliviano desde la semana pasada.

Dijo que la solicitud de asilo "es por seguridad" y porque siente "que el estado de derecho chileno no está dando los estándares ni con este ciudadano chileno ni tampoco con el pueblo mapuche".

Ossandón trabajaba en una escuela de la ciudad chilena La Serena, donde repartió en mayo del año pasado 45 ejemplares del Libro del Mar, pero fue despedido a instancias del Ministerio de Educación chileno por ese acto, según explicó en junio pasado, durante una visita a La Paz en la que se reunió con el presidente boliviano, Evo Morales.

Sostuvo que en su país "hay una persecución" hacia quienes realizan "comunicación alternativa y todos aquellos" que tienen "una visión diferente".

"Está sucediendo en el Wallmapu con los mapuches, está sucediendo en el caso de quienes hemos repartido el Libro del Mar en Chile, pero eso no nos amilana en la lucha de hermanamiento, de unidad latinoamericana", añadió.

Argumentó que su objetivo al repartir el Libro del Mar en esa escuela fue "llevar cultura de paz al colegio porque había seis niñitas bolivianas que estaban sufriendo xenofobia" y que eso "no lo iba a dejar pasar", reprodujo la agencia de noticias EFE.

Bolivia acudió en 2013 a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para buscar un fallo que obligue a Chile a negociar la restitución de su salida soberana al Pacífico, que perdió en una guerra en 1879 y que le costó 120.000 kilómetros cuadrados de territorio y 400 kilómetros lineales de costa.

Chile sostiene que no tiene ninguna obligación al respecto, pues los asuntos limítrofes entre ambos países quedaron resueltos en un tratado firmado en 1904, 25 años después del conflicto.

Del 19 al 28 de marzo Bolivia y Chile presentaron los alegatos orales ante la CIJ, la etapa final del juicio, y ahora se espera el fallo de la corte para finales de este año.
Fuente: Télam

Más Leídas