mundo - Cataluña Cataluña
domingo 29 de octubre de 2017

Rechazan la intervención de Madrid e insisten en que Puigdemont es el presidente de Cataluña

El destituido vicepresidente del Ejecutivo catalán, Oriol Junqueras, aseguró que "el presidente del país es y seguirá siendo Carles Puigdemont".

Horas después de la intervención del gobierno de España en el de Cataluña, el destituido vicepresidente del Ejecutivo catalán, Oriol Junqueras, aseguró que "el presidente del país es y seguirá siendo Carles Puigdemont", al anticipar que en los próximos días los independentistas deberán "tomar decisiones difíciles y que no serán fáciles de entender".

El líder de la Esquerra Republicana Catalana (Izquierda Republicana, ERC), principal fuerza política secesionista de Cataluña, reiteró además que "la presidenta del Parlament es y seguirá siendo Carme Forcadell, al menos hasta el día en que la ciudadanía no decida lo contrario en unas elecciones libres".

Junqueras escribió una columna publicada por diario catalán El Punt Avui bajo el título "El camino que nos queda por recorrer", un días después de que el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy,disolviera al Ejecutivo y al Parlamento catalán y convocara a elecciones anticipadas en la norteña región para el 21 de diciembre, en un intento de poner freno a la peor crisis política que vive el país en 40 años.

El sábado, Puigdemont rechazó la medida y afirmó que "en una sociedad democrática son los parlamentos los que eligen o cesan a los presidentes", al mismo tiempo que llamó a los catalanes a "defender pacíficamente" la decisión de independizarse de España.

En este escenario, Junqueras consideró que los catalanes están "sufriendo una toma de decisiones del gobierno español con voluntad manifiesta de perjudicar la sociedad catalana".

"Diría que hemos intentado hablar siempre, por tierra, mar y aire. Nunca han correspondido. Siempre nos hemos encontrado el mismo muro de incomprensión, el mismo rechazo, la misma actitud de desprecio, la decidida voluntad de no reconocer al otro como sujeto de derechos, como interlocutor", indicó.

En una jornada en la que Barcelona es escenario de una masiva movilización anti secesionista, aseguró que "la relación que el gobierno español ha impuesto siempre en Cataluña es de subordinación arbitraria y caprichosa, de sometimiento".

"Nunca nos han querido convencer y siempre nos han querido vencer", agregó.

"¿Cuántas veces no habíamos escuchado que en ausencia de violencia todo era posible y se podía hablar de todo? Pues no, no es así. Es más, hemos visto violencia, tanto de uniformados como de grupos de extrema derecha que han actuado con total y absoluta impunidad", puntualizó.

En este sentido, afirmó que la aplicación del artículo 155 de la Constitución española, que habilitó la intervención del gobierno regional, busca "someter y liquidar el autogobierno, la voluntad de diálogo, para limitar los derechos y libertades, para perseguir a los representantes de la ciudadanía, para imponer su fuerza bruta, nos obliga a perseverar ya la vez a ser más fuertes para acabar tener éxito".

"No podemos reconocer el golpe de estado contra Cataluña, ni ninguna de las decisiones antidemocráticas que está adoptando el PP (Partido Popular de Rajoy) con control remoto desde Madrid. El presidente del país es y seguirá siendo Carles Puigdemont y la presidenta del Parlamento es y seguirá siendo Carmen Forcadell, al menos hasta el día que la ciudadanía decida lo contrario en unas elecciones libres", subrayó.
Fuente: Télam

Más Leídas