mundo - Masacre de Orlando Masacre de Orlando
miércoles 15 de junio de 2016

Omar Mateen visitaba la discoteca antes del ataque, contó su ex

Lo afirmaron varios conocidos del asesino que presentaron otro perfil sobre su relación con la comunidad gay.

El presunto responsable de la matanza en una discoteca gay en Orlando, Estados Unidos, Omar Seddique Mateen, visitó el local antes del ataque y utilizó una aplicación para conocer personas homosexuales, según revelaron algunos testigos, pese a que su padre y algunos conocidos del tirador aseguraron que había manifestado su odio hacia los homosexuales, lo que se agrega un nuevo componente. También su mujer, Noor Salman, podría ser considerada cómplice y procesada si se comprueba que sabía que Omar iba a llevar a cabo la matanza en Pulse.

Según el periódico Orlando Sentinel, por lo menos hasta cuatro personas que eran habituales de la discoteca Pulse, escenario de la masacre, aseguran haber visto "varias veces" al autor de los disparos en el local, antes de que el domingo realizara la matanza que se cobró la vida de 49 personas y dejó heridas a otras 53, cinco de ellas en estado crítico.

"A veces él iba a un rincón y se sentaba y bebía solo, y otras veces se emborrachaba tanto que era ruidoso y beligerante", afirmó al diario Ty Smith, que también utiliza el nombre Aries y quien aseguró que vio a Mateen "por lo menos una decena de veces" en el interior del local.

Smith también manifestó que Mateen comentó que tenía una esposa y un hijo.

Kevin West, otro cliente habitual de la discoteca, señaló que Omar lo contactó por medio de la aplicación para dispositivos electrónicos Jack'd, utilizada por homosexuales, desde un año antes del ataque y de manera regular, según recoge el periódico Los Angeles Times. Agregó que una hora antes del ataque, cuando dejó a un amigo en el local, vio a Mateen en las inmediaciones de la discoteca vistiendo una gorra oscura y con un teléfono negro en la mano.

"Caminó justo a mi lado. Le dije 'Hey', y el se volvió y dijo 'Hey' y me saludó con su cabeza", señaló West, quien luego confirmó ante una foto que le mostraron oficiales del Buró Federal de Investigación (FBI) que esa persona era Mateen.

Hasta el momento, las autoridades no han informado que Mateen, haya visitado locales gays y sea usuario de la referida aplicación para homosexuales.

Mientras prosiguen las investigaciones, en el centro de Orlando se ha erigido un memorial poblado por fotografías, mensajes, flores, banderas, globos y muñecos de peluche, levantado de manera espontánea en recuerdo a las personas que perdieron la vida.

De las 53 personas que resultaron heridas en el tiroteo dentro de la discoteca, cinco están en estado grave y seis han sido dadas de alta.

Ayuda de la mujer
Noor Salman, de 30 años, la esposa de Omar Mateen, puede ser acusada de cargos criminales si se comprueba que supo con antelación las intenciones de su marido y lo calló.

Según declaró ayer la cadena de televisión estadounidense NBC, la respuesta a esa última pregunta es: todo. Citando a fuentes de la investigación, ha informado de que la mujer sabía que el sábado por la noche, cuando Omar salió de su casa, que éste planeaba cometer una matanza en la discoteca, el mismo local al que ella le había llevado en coche. Noor dice que trató de disuadirle. Pero también admite que no avisó a las autoridades. De ser cierta esa información, ella sería colaboradora necesaria en el crimen y podría ser procesada por ello.

De confirmarse las noticias de NBC, la matanza de Orlando tendría un componente similar a la de San Bernardino, en California, el 2 de diciembre, cuando un matrimonio de simpatizantes del Estado Islámico, en el que la mujer había jugado un papel clave en su giro hacia el radicalismo, asesinaron a 14 personas en un centro de discapacitados psíquicos.

Por ahora, lo único que ha recibido confirmación oficial es que la mujer de Ormar está residiendo con el padre del asesino, Sediqque Mateen, y está colaborando con las autoridades.
Fuente:

Más Leídas