mundo - México México
viernes 27 de abril de 2018

Muere un tercer sacerdote en una semana en México

Hallaron muerto a un cura secuestrado por el que se pagó rescate. Los otros dos religiosos fueron atacados y asesinados, uno a los tiros, y el otro, apuñalado en el templo.

Un sacerdote católico fue hallado muerto en México, días después de que aparentemente fue secuestrado, siendo el tercer clérigo que muere esta semana en un país que de acuerdo con autoridades eclesiásticas encabeza a Latinoamérica en este tipo de crímenes.

Fiscales en el estado central de Morelos informaron que un familiar identificó el cuerpo del padre Moisés Fabila Reyes, de 83 años, quien al parecer murió de un ataque cardiaco. Es el tercer sacerdote en una semana que es asesinado o que muere en medio de circunstancias sospechosas en el país.

La procuraduría informó ayer que los familiares habían reportado ante las autoridades federales en la capital del país que Fabila Reyes estaba desaparecido.

El Centro Católico Multimedial informó que el padre estaba de vacaciones cuando fue secuestrado el 3 de abril y que los familiares pagaron un rescate equivalente a más de U$S100.000.

Otros ultimados
En la última semana, un sacerdote fue asesinado a tiros a las afueras de la ciudad de Guadalajara, en el occidente del país, y otro fue apuñalado en la periferia de la Ciudad de México.

El cura Juan Miguel Contreras García, de 33 años, fue asesinado a balazos el viernes 21 dentro de una iglesia en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, suburbio de Guadalajara, informó la fiscalía del estado de Jalisco.

El religioso habría sido atacado por dos hombres que irrumpieron en la sacristía y le dispararon directamente para luego darse a la fuga.

"La víctima fue encontrada en la iglesia con varios impactos por arma de fuego; a la llegada de los paramédicos aún se encontraba con actividad cardiaca, se procedió con las maniobras de reanimación pertinentes, pero instantes después sobrevino el deceso", detalla la fiscalía.

Vecinos que pidieron no ser identificados comentaron que el sacerdote Contreras García sustituyó a otro que estaba amenazado de muerte.

El miércoles 19 fue hallado dentro de un templo de la zona urbana de la capital el cuerpo sin vida y con heridas de arma punzocortante de Rubén Alcántara Díaz.

El párroco Alcántara Díaz, quien era vicario judicial de la diócesis de Izcalli, discutió con su agresor antes de ser atacado con un puñal y murió tras recibir heridas en el pecho, los brazos y una mano, dijo el fiscal general del Estado de México, Alejandro Gómez.

El fiscal señaló que la secretaria del párroco ha declarado que escuchó ruidos como si se tratara de una discusión y cuando entró a la iglesia, el sacerdote ya estaba muerto, mientras el agresor se daba a la fuga.

Al menos 23 sacerdotes han sido asesinados en México desde 2012, según recuentos de organizaciones religiosas.

Fuente:

Más Leídas