mundo - México México
martes 03 de julio de 2018

López Obrador apela a la reconciliación mexicana

Los electores esperan una solución a la violencia del narcotráfico, a la gran corrupción y a su relación con EE.UU.

México se prepara para una nueva era con un tsunami político encabezado por Andrés Manuel López Obrador, quien logró una contundente victoria en las elecciones generales llevando la izquierda al poder en la segunda economía latinoamericana.

En su ambicioso proyecto de nación 2018-2024 que iniciará cuando asuma el 1 de diciembre, López Obrador pretende un rescate del campo, revisar millonarios contratos derivados de la reforma energética, un gobierno "austero, sin lujos ni privilegios" y reducir sueldos de altos funcionarios públicos hasta en un 50%.

Todo para incrementar programas sociales y reducir la pobreza, que alcanza a más de 53 millones de personas, incluidas más de siete millones viviendo en pobreza extrema.

Sin embargo, tiene poco tiempo para celebrar AMLO, como se lo conoce entre los mexicanos, ya que los electores esperan una solución a los problemas más apremiantes como la violencia ligada al narcotráfico, la incesante corrupción y la complicada relación con Estados Unidos.

"Soy muy consciente de mi responsabilidad histórica", dijo exultante AMLO, de 64 años, acompañado de su esposa e hijos, ante decenas de miles de simpatizantes que lo ovacionaron el domingo. Morena, el partido que lidera, logró además la mayoría de las gobernaciones (seis de nueve), entre ellas Ciudad de México. Este triunfo implica un cambio radical en el mapa político en los 32 estados del país y que hasta ahora eran gobernados mayoritariamente por una alternancia de las bancadas tradicionales, el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el conservador PAN.

En su tercer intento consecutivo de alcanzar la silla presidencial, AMLO, se presentó como el candidato antisistema y obtuvo más de 53% de los votos, según estimaciones oficiales en base a una muestra cuya tendencia es irreversible. Más de treinta puntos por delante de su rival Ricardo Anaya, impulsado por una coalición de derecha e izquierda (PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano). José Antonio Meade, del PRI, quedó relegado un tercer lugar lejano.

La relación de México con Estados Unidos se ha tensado desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca y amenazó con abandonar el vital Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y construir un muro entre ambos países. Sin embargo, el trato entre Trump y López Obrador tuvo un inicio cordial. Ayer, el presidente estadounidense dijo que habló con López Obrador por teléfono con quien anticipó "una muy buena relación".

"Creo que va a tratar de ayudarnos con la frontera", dijo tras meses de un tenso vínculo por la dura postura antiinmigrante de su gobierno.

López Obrador confirmó la llamada en Twitter y dijo que propuso un acuerdo de proyectos de desarrollo que generen empleos en México y reduzcan la migración. Sin embargo, entre los mayores nubarrones económicos en el horizonte está el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que México revisa actualmente con Estados Unidos y Canadá.
Violencia
Tras su triunfo, López Obrador prometió cambiar la actual estrategia militar para combatir a los cárteles de las drogas y la violencia."Más que el uso de la fuerza atenderemos las causas que originan la inseguridad", dijo en su primer mensaje tras conocerse los resultados oficiales preliminares, al referirse a la desigualdad y la pobreza, aunque no especificó detalles. Agregó que elaborará un plan de reconciliación en el país.
Corrupción
El tema que más rabia y hartazgo generan entre los mexicanos, la corrupción fue una parte vital de las campañas electorales y el eje por el cual López Obrador construyó su candidatura.
El domingo reiteró que su gobierno se concentrará en "combatir la corrupción", aunque no dio detalles de cómo lograrlo.
Fuente:

Más Leídas